You are here

La iglesia mormona repudia enseñanzas previas sobre los negros y el sacerdocio

Printer-friendly version

La iglesia mormona repudia enseñanzas previas sobre los negros y el sacerdocio

En una clara y atrevida declaración titulada “La Raza y el Sacerdocio”, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia Mormona o SUD), ha repudiado enseñanzas de anteriores líderes de su propia iglesia. Algunas de las enseñanzas del pasado ahora repudiadas son:

  • La piel negra es una señal de desaprobación divina o maldición
  • La piel negra refleja acciones de una vida pre-mortal
  • La mescla de las razas en los matrimonios es pecado
  • Las personas negras o de cualquier otra raza o etnicidad son inferiores en alguna forma a otras personas.

Este es un movimiento laudable y es fácil ver porque ha sido elogiado tanto por personas dentro como fuera de la iglesia SUD.

Sin embargo, esta acción pone ahora en tela de juicio los aseguramientos hechos y repetidos por estos mismos líderes que “Dios nunca permitirá al Profeta desviar a la Iglesia,”  como esta ejemplificado por la siguiente declaración dado por el Profeta y Presidente de la Iglesia Mormona, Joseph Fielding Smith:

“Hay algo que debemos tener en nuestra mente sin ninguna duda. Ni el Presidente de la Iglesia ni la Primera Presidencia, ni las voces mancomunadas de la Primera Presidencia y los Doce desviarán jamás a los miembros de la Iglesia ni emitirán al mundo un consejo que sea contrario al parecer y a la voluntad del Señor” (en Conference Report, abril de 1972, pág. 88, disponible en línea aquí: https://www.lds.org/manual/aaronic-priesthood-manual-3/lesson-24-follow-the-prophet?lang=spa).

Entonces, ¿fueron los decenios de enseñanzas recitadas por los líderes previos de la SUD, las que ahora están siendo repudiadas ´´el parecer y la voluntad del Señor´´ cuando estas mismas fueron dados? Esto ciertamente es lo que afirmaron los líderes mormones anteriores por más de cien años.  ¿Estuvieron equivocados todo este tiempo?

Si estas enseñanzas no provenían de Dios (como la declaración actual insinúa al llamarlas ‘teorías’), entonces los profetas y apóstoles mormones quienes enseñaron estas cosas han hecho exactamente lo que la iglesia SUD dijo que nunca podrían hacer – han mal guiado y desviado a millones de personas mormonas.

Así, mientras que esta es una muy bienvenida declaración, las ramificaciones son aturdidoras. ¿Cómo se puede confiar en una iglesia o en su liderazgo que ha, en forma significativa "desviado" a sus miembros sobre la cuestión de los orígenes de las razas de piel más oscura, especialmente a la luz del hecho de que esta enseñanza se perpetuó durante décadas por parte de los líderes de más alto rango de la Iglesia SUD?  

Figuras espirituales claves en la historia mormona como Brigham Young, Joseph Fielding Smith, David O. McKay, y Harold B. Lee, todos proporcionaron claras enseñanzas en relación con los negros y las personas de linaje africana. Son estas enseñanzas (incluyendo algunos que llegaron en forma de declaraciones oficiales de la Primera Presidencia) que ahora son repudiadas como racista y 'teorías' falsas de acuerdo con el liderazgo Mormón actual.

Aunque es bueno ver esta repudiación, es un poco preocupante que la declaración actual intenta distanciar a Joseph Smith de estas políticas racistas y echarle la culpa a Brigham Young por promover sus puntos de vista personales—puntos de vistas que los líderes posteriores simplemente perpetuaron. Lo mejor que se puede decir de esto es que es un engaño.

Lo que la Iglesia SUD no admite hoy en día es que estas posiciones anteriores fueron atribuidas por sus líderes pasados ​​a Dios mismo. De hecho, lo que la Iglesia SUD ahora considera 'teorías' anteriormente fueron vistas como mandamientos instituidos divinamente y sólo podían ser alterados por una revelación de Dios.

La requerida "revelación" finalmente llegó en 1978 a raíz de la presión del público, la imagen pública negativa, y la creciente inquietud al tener un recién construido templo en Brasil, que sería inaccesible a la mayoría de los mormones Brasileños (muchos de los cuales habían contribuido financieramente a la obra). Pues, según los lideres mormones sólo una gota de sangre africana excluía a una persona de poseer el sacerdocio y entrar al templo mormón. El anuncio anulando la política que prohibía a los negros recibir el sacerdocio Mormón (y todos sus derechos y privilegios asociados) fue recibido con alivio y alegría, muy similar a la reacción de las personas SUD a esta última declaración sobre la raza y el sacerdocio.

Tal vez ese alivio y alegría deberían ser templados a la luz de la ofuscación y la falta de franqueza por parte de los líderes SUD actuales. Lo que sigue es una comparación de las declaraciones oficiales hechas en el pasado por las autoridades mormonas sobre esta cuestión y, cuando relevante, las citas tomadas de las declaraciones oficiales recientes disponibles en el sitio web oficial de la Iglesia SUD (Iglesia Mormona). Nota la gran diferencia entre el pasado y el presente.

DECLARACIONES PASADAS DE LA IGLESIA SUD DECLARACIONES ACTUALES DE LA SUD
Joseph Smith: "Si algo tuviera yo que ver con el negro, lo limitaría por medio de leyes estrictas a su propia especie y le concedería igualdad ante la ley en toda la nación." (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 270.).   
"Una de estas maldiciones era una marca colocada en Caín, la cual sería llevada por su posteridad a través de todas las generaciones. De acuerdo con las enseñanzas de la Perla de Gran Precio esta marca era una piel negra. ... Joseph Smith identificó a los negros como los descendientes de Caín. ... Por lo tanto, es debido a las enseñanzas de la Perla de Gran Precio y el profeta Joseph Smith y los otros primeros líderes de la Iglesia que el negro de hoy está excluido del Sacerdocio. "(Milton R. Hunter, Comentario sobre La Perla de Gran Precio, 1948, pp. 141-142).

"En algún momento, la Iglesia dejó de ordenar a los miembros varones de origen africano, aunque hubo algunas excepciones. No se sabe exactamente por qué, cómo o cuándo comenzó esta restricción en la Iglesia, pero se ha terminado. "

(Artículo Mormón Sala de prensa sobre las declaraciones raciales

 "Esta doctrina no se originó con el presidente Brigham Young, pero fue enseñado por el profeta José Smith. ... José Smith ha dejado muy poco registro en sus propias palabras fuera de la Perla de Gran Precio. Durante el transcurso de una discusión en Nauvoo en 1842, sobre la cuestión de si los negros o los indios han recibido mayor maltrato de los blancos, el profeta José Smith dijo: "Los indios tienen un mayor motivo de quejar sobre el tratamiento de los blancos, que los negros, o hijos de Caín '(DHC, 4: 501). Pero todos sabemos que se debe a sus enseñanzas que el negro de hoy está excluido del sacerdocio "(Joseph Fielding Smith, El camino a la perfección, pp. 110-111).

"No hay evidencia alguna de que a los hombres negros se les negara el sacerdocio durante la vida de José Smith." (La raza y el sacerdocio - declaración oficial de la Iglesia SUD)

Esta declaración es cortina de humo que evita el verdadero problema: ¿De dónde se originó las falsas enseñanzas SUD sobre la raza y el sacerdocio? Antes de esta declaración, los líderes SUD atribuyeron el origen de la prohibición del sacerdocio a las enseñanzas de José Smith. Al no reconocer esto están desviando y engañando a la gente. 

"Y así es con los negros. Hubo aquellos en el mundo de los espíritus cuya actuación les causó perder el derecho de llevar el Sacerdocio de Dios y disfrutar de sus correspondientes bendiciones en este mundo.” Mormonismo y el negro, p. 38. [Nota: El apóstol SUD Delbert Stapley se refirió a este libro como "una exposición esclarecedora que refleja bastante bien la posición de la Iglesia en lo que respecta a estas personas." Delbert Stapley a George Romney, 23 de enero de 1964, en papel con membrete de la Iglesia SUD.] http://www.boston.com/news/daily/24/delbert_stapley.pdf 

"Actualmente, la Iglesia rechaza las teorías formuladas en el pasado de que la piel negra es una señal de desaprobación o maldición divina, o que refleja las acciones en la vida preterrenal" (La raza y el sacerdocio - declaración oficial de la Iglesia SUD) 

Más que una teoría, esto era una doctrina que definía la iglesia. Era una doctrina defendida de manera dogmática durante más de cien años. 

"La actitud de la Iglesia con referencia a los negros sigue siendo lo que siempre ha sido. No es una cuestión de la declaración de una política, sino un mandamiento directo del Señor, en la que se funda la doctrina de la Iglesia desde los días de su organización, en el sentido de que los negros pueden ser miembros de la Iglesia, pero no tienen derecho al sacerdocio en la actualidad. Los profetas del Señor han hecho varias declaraciones en cuanto a la aplicación del principio "(Declaración oficial de la Primera Presidencia sobre el asunto de los negro, 17 de agosto de 1951, citado en El mormonismo y el negro, John L. Stewart, p. 16 del suplemento de William E. Berrett).

"Los orígenes de la disponibilidad del sacerdocio no están del todo claras. Algunas explicaciones con respecto a este asunto se hicieron en ausencia de la revelación directa y las referencias a estas explicaciones a veces se citan en las publicaciones. Estas declaraciones personales anteriores no representan la doctrina de la Iglesia”.

(Artículo Mormón Sala de prensa sobre las declaraciones raciales

O bien esta afirmación es una mentira, o anteriores líderes SUD mentían cuando decían que esto era un mandamiento de Dios y una doctrina de la iglesia. De cualquier manera, los líderes SUD actuales necesitan arrepentirse, en vez de sólo emitir declaraciones oficiales cuidadosamente redactadas para los medios de comunicación. 

"La posición de la Iglesia con respecto al negro puede ser entendida cuando otra doctrina de la Iglesia se mantiene en mente; y es que la conducta de los espíritus en la existencia pre-mortal tienen un efecto determinante sobre las condiciones y circunstancias que estos espíritus experimentan en la mortalidad. ... En virtud de este principio, no hay injusticia en lo absoluto implicado en esta privación en cuanto a negar el sacerdocio a los negros.” (Declaración oficial de la Primera Presidencia, en la cuestión sobre los negros al presidente del BYU Ernest L. Wilkinson, fecha 17 de agosto, 1951, citado en El mormonismo y el negro, John L. Stewart, pp. 16-17 del suplemento por William E. Berrett,).

"Actualmente, la Iglesia rechaza las teorías formuladas en el pasado de que la piel negra es una señal de desaprobación o maldición divina, o que refleja las acciones en la vida preterrenal; que los matrimonios de raza mixta son un pecado; y que las personas negras o de otra raza u origen son en modo alguno inferiores a cualquier otra persona. Hoy en día, los líderes de la Iglesia condenan en forma inequívoca todo racismo, pasado y presente, de cualquier manera que se manifieste." (La raza y el sacerdocio - declaración oficial de la Iglesia SUD) 

Entonces, ¿qué es esto? ¿Se trata simplemente de una "teoría" o un "mandamiento directo del Señor" que en un tiempo fue "doctrina de la Iglesia"?  Pero no puede ser ambas cosas.  Alguien estaba o está mal guiando a la iglesia SUD. 

"La Iglesia nunca ha negado al negro un lugar en el reino celestial si él se arrepintiera y aceptara el Evangelio. La restricción en relación con el sacerdocio es otra cuestión. No son las autoridades de la Iglesia quienes han colocado una restricción sobre él n cuanto a tener el Sacerdocio. No era el profeta Joseph Smith ni Brigham Young. Fue el Señor" (énfasis añadido, Pres Joseph Fielding Smith en Camino a la perfección, citado por John L. Stewart, El mormonismo y el negro, p 48. [Nota: El apóstol SUD Delbert Stapley se refirió a este libro como "Una iluminadora exposición que refleja bastante bien la posición de la Iglesia en lo que respecta a estas personas. "]

“Durante un tiempo en la Iglesia hubo una restricción en el sacerdocio para los miembros varones de origen africano. No se sabe exactamente por qué, cómo, ni cuándo esta restricción comenzó en la Iglesia, pero lo que está claro es que se terminó hace décadas”.

(Artículo Mormón Sala de prensa sobre las declaraciones raciales

O, más exactamente, por más de 120 años a los hombres negros se les negó el sacerdocio debido a que su color de piel les mostraba ser moralmente y espiritualmente inferiores y maldecidos por Dios. 

"Esta doctrina no se originó con el presidente Brigham Young, pero fue enseñada por el profeta Joseph Smith. En una reunión de las autoridades generales de la Iglesia, celebrada el 22 de agosto de 1895, se trato la causa del estatus de los negros en relación con el sacerdocio y el acta de dicha reunión dice: ‘El presidente George Q. Cannon señaló que el Profeta enseñaba esta doctrina: que la semilla de Caín no podía recibir el sacerdocio ni actuar en cualquiera de las oficinas del sacerdocio hasta que la semilla de Abel se presentara y tomara prioridad sobre la descendencia de Caín '"(Joseph Fielding Smith, El camino a la perfección, p. 110.).

"En 1852, el presidente Brigham Young anunció públicamente que los hombres descendientes de africanos negros ya no podrían ser ordenados al sacerdocio; sin embargo, a partir de entonces, hubo personas negras que se unieron a la Iglesia mediante el bautismo y recibieron el don del Espíritu Santo.” 

(La raza y el sacerdocio - declaración oficial de la Iglesia SUD)

“‘Cualquier hombre que tiene una gota de la sangre de Caín en él no puede recibir el Sacerdocio. Pero llegará el día cuando será redimida toda esa raza y poseerá toda la bendición que tenemos ahora "(Historia de Wilford Woodruff, pág. 151).   ... Ahora, ¿cuál es nuestra política en lo que respecta a los matrimonios mixtos? En cuanto a los negros, por supuesto, sólo hay una respuesta posible. No hay que casarse con una mujer negra. ¿Por qué? Si tuviera que casarme con una mujer negra y tener hijos con ella, todos mis hijos serían maldecidos en cuanto al sacerdocio. ¿Quiero que mis hijos sean maldecidos en cuanto al sacerdocio? Si hay una gota de sangre negra en mis hijos, como les he leído a ustedes, recibirán la maldición. No hay ningún argumento, por lo tanto, en cuanto a los matrimonios mixtos con el negro, ¿verdad? (Apóstol Mark E. Peterson, Problemas Raciales - Como afectan a la Iglesia, 1954, p. 19).

"Actualmente, la Iglesia rechaza las teorías formuladas en el pasado de que … los matrimonios de raza mixta son un pecado; y que las personas negras o de otra raza u origen son en modo alguno inferiores a cualquier otra persona.”. (La raza y el sacerdocio - declaración oficial de la Iglesia SUD) 

Es necesario que haya mucho más que una negación, es necesario que haya confesión y arrepentimiento por la manera degradante y desvalorizada en que los negros fueron tratados y vistos. Era un sistema abusivo a toda una raza de personas, negándoles la más alta esperanza espiritual de la religión, simplemente por el color de su piel y su herencia racial. 

 

Estas citas, además de muchos más como ellas, junto con la correspondencia privada de los Profetas y Apóstoles de la Iglesia SUD que abogaba por la continuación de las políticas racistas de la Iglesia (que tenemos la intención de poner a disposición en nuestro sitio junto a este artículo), pintan un cuadro claro de una organización religiosa que defendió y perpetuo sus puntos de vista racistas durante décadas. Este fue un abuso espiritual de primer orden, incomparable con cualquier otra denominación cristiana en su pensamiento prevaleciente. La Iglesia SUD negó a toda una raza de personas (y cualquier persona que comparta de tal herencia racial) la autoridad espiritual (sacerdocio) y los rituales religiosos necesarios para alcanzar la salvación más alta dentro de ese sistema religioso. Lo hicieron únicamente sobre la base del color de la piel y la herencia racial que líderes SUD atribuyen a supuesta vida preterrenal que nadie podía recordar. Los líderes SUD también avergonzaron aún más toda esta raza mediante la enseñanza que contraer matrimonio interracial con una persona de herencia africana era mancharse toda la descendencia del matrimonio y las generaciones posteriores, dejándolos asimismo malditos y negándoles la salvación final.

Ahora el liderazgo Mormón actual se niega a tratar honestamente con estos asuntos, y al hacerlo siguen desviando tanto al público como a sus propios miembros.

  • En primer lugar, han fallado en reconocer que los líderes SUD anteriores hicieron que la Iglesia se descarriara en un área referente a la salvación y al destino eterno de los hombres. Estos hombres, con los títulos de "profeta" y "apóstol", afirmaron sus enseñanzas sobre la raza y el sacerdocio como doctrinas que fueron ordenadas por Dios, cuando en realidad, no eran más que teorías hechas por el hombre (como lo reconoce ahora la declaración actual).
  • En segundo lugar,  ellos ahora han misrepresentado décadas de racismo institucionalizado llamándolo "teorías" y han fingido ignorancia con respecto a la fuente de estas enseñanzas. Esto en esencia excusa las reprensibles actitudes y comportamiento de los líderes anteriores y multiplica la culpa a nivel de la organización. Su hecho de no asumir responsabilidad por su propio pasado prejuiciado y los líderes quienes lo promulgaron, es compartir en la culpa y seguir a perpetuar una cultura de engaño.
  • En tercer lugar, este ejemplo ilustra el peligro de la enseñanza mormona que “Dios nunca permitirá al Profeta desviar a la Iglesia.”  Al enfatizar esta enseñanza a sus miembros, los líderes de la Iglesia SUD han creado un ambiente donde no son responsables ante nadie y las doctrinas que enseñan son incuestionables. Pero es exactamente esta mentalidad la que ha permitido que el racismo escandaloso y la discriminación florecieran dentro del mormonismo por más de cien años a pesar de los desafíos periódicos por parte de otros miembros de la Iglesia SUD.

Ya es hora que los líderes mormones admiten que uno de los mayores medios por lo cual la iglesia se a descarriado de la verdad es su propia enseñanza que Dios nunca permitiría que la iglesia fuera desviada de la verdad. Atribuyendo sus enseñanzas sobre la raza y el sacerdocio a Dios, registrándolas en sus escrituras,  promulgándolas como doctrina, y requiriendo una "revelación" para eliminarlo, los líderes anteriores de la Iglesia SUD se auto-demostraron falsos profetas de una organización religiosa hecho por el hombre. Los  líderes SUD actuales, al no afrontar de manera honesta y abiertamente este tema, muestran que ellos también son falsos profetas de una errada religión humana.