You are here

Los Mormones: Sus Doctrinas Refutadas a la Luz de la Biblia

Printer-friendly version

Los Mormones: Sus Doctrinas Refutadas a la Luz de la Biblia

Capítulo 4a — El Libro de Mormon

“También creemos que el Libro de Mormón es la palabra de Dios” ― Octavo artículo de fe por José Smith

Los mormones afirman que el LM es para los indios americanos lo que era el Antiguo Testamento para Israel. Afirman que Dios habló a los profetas americanos así como a los profetas hebreos. La escritura americana fue grabada en “planchas de oro” que por fin fueron entregadas a José Smith en 1827. Smith pretende que por “el don y el poder de Dios” tradujo al inglés esas escrituras del egipcio reformado.

Capítulo 4a — Esta es la primera parte de dos que examina el Libro de Mormón. Contiene material acerca de su afirmación de ser un segundo testigo de Jesucristo, la importancia del Libro de Mormón, la evidencia interna y los cambios que se han hecho en el libro desde su primera edición.

Un segundo testigo

Los SUD usan 2 Corintios 13:1 y Deuteronomio 19:15 para enseñar que todo debe ser establecido “ por boca de dos o tres testigos.” Dicen que la Biblia es un testigo, y que el LM es el segundo testigo para Cristo. Pero los textos citados se refieren a personas, y no a libros, ( a menos que los libros tengan bocas). Además, la Biblia está compuesta de 66 libros, escritos por más de 40 testigos. Si el LM no tiene doctrinas nuevas o diferentes, ¿por qué lo necesitamos? Pero si las tiene, está condenado por Gálatas 1:8,9.

Así que la cuestión verdadera es esta : “¿Es palabra de Dios la Biblia?” Si la es, no hay necesidad del LM.

Pretende el mormonismo que los habitantes de América necesitaban el LM porque Jesús es el salvador de “todo el mundo” y no sería justo dar las escrituras solamente a los judíos. Si usáramos la misma lógica, diríamos que debería proveerse escrituras para Australia, África, Japón, etcétera. El LM aun señala esto en I Nefi 29:12, aunque los mormones no reconocen la existencia de otra escritura más que sus propias cuatro obras ya aceptadas. ¿Dónde está en lo justo Romanos 3:2, cuando dice, “les ha sido confiada (a los judíos) la palabra de Dios”?

El LM enseña que Cristo mismo llegó a América después de su resurrección para cumplir Juan 10:14-16. Pero en ese caso ¿por qué dio Jesús la gran comisión en Mateo 28:19-20 y Marcos 16:15, si el mismo iba personalmente para entregar su mensaje? ¿Y qué logró Cristo con eso de visitar a América? Según el LM, en menos de cinco siglos habían enterrado y olvidado su escritura, y todos los “cristianos” fueron destruidos. En realidad fue por medio de algunos misioneros que llevaban su Biblia en la mano, que América oyó acerca de Cristo.

Textos de prueba

Es irónico que los SUD pretenden que la Biblia es incompleta y mal traducida, corrompida, etcétera, y que luego usen ese libro “inferior” para demostrar que el “superior” fue predicho siglos antes. En seguida mencionamos algunos textos que usan los SUD:

De Ezequiel 37:15-17 afirman que 1) Los palos son realmente rollos. 2) El palo de Judá es la Biblia. 3) El palo de José es el Libro de Mormón. 4) La unión de estos palos significa la unión de dos escrituras - la Biblia y el LM. Sin embargo, la palabra hebrea traducida palo es pieza de madera, no un rollo. El señor le dijo a Ezequiel precisamente qué cosa escribir en los dos palos: no fue la Biblia ni el Libro de Mormón. Tenía que escribir “para Judía” en uno y “para José” en el otro. La Biblia habla de libros o rollos en muchos versículos, como en Isaías 8:1, 34:4, Jeremías 36:2, Ezequiel 2:9, 3:1, 2 y 3, Apocalipsis 6:14. Habla también de palos en Números 17:1-8, 15:32, 1 Reyes 17:12. Pero Dios nunca pone una palabra por otra. Y el pueblo preguntó en Ezequiel 37:18: “¿No nos enseñarás qué te propones con eso?” En los próximos versículos el Señor declaró que los dos reinos de Israel estarían unidos otra vez como una sola nación, con un solo Rey. En verdad, el capítulo entero trata la restauración de Israel a su propia tierra. Además, fue Ezequiel quien escribió en los dos palos. ¿Escribió Ezequiel, acaso, tanto el Libro de Mormón como la Biblia? Si no, la interpretación dada por los mormones no se ajusta a este texto.

Los mormones aplican también Isaías 29:1-4 al LM. El apóstol LeGrand Richards dice del v.4: “Pues, obviamente, la única manera en que en pueblo muerto podría hablar “desde la tierra” o “desde el polvo”, sería por medio de la palabra escrita y esto lo hizo por medio del LM. Seguramente (este libro) tiene un espíritu de adivinación porque contiene las palabras de los profetas del Dios de Israel” (A Marvelous Work and a Wonder, p. 69). Hay 15 referencias en el Antiguo Testamento a “los espíritus de adivinación” o “encantadores y adivinos”, y todas tienen que ver con la brujería. (Véase Levítico 20:6, 27, Deuteronomio 18:10-12, etcétera.) Si los SUD creen que el LM tiene “espíritu de adivinación” lo identifican con la brujería.

Los SUD pretenden que se cumplió Isaías 29:11,12 cuando Smith recibió las planchas de oro y Martín Harris se llevó una copia de algunos de sus caracteres al profesor Anthon. Una parte de este evento está registrada en PGP, José Smith 2:63-65. Sigue aquí la historia en breve: Smith estaba traduciendo las planchas cuando convenció a Martín a hipotecar su finca para pagar la primera edición del LM. Harris quiso verificar la veracidad de la traducción de Smith. Para hacerlo, llevó una copia de algunos de los caracteres del “egipcio reformado” y su traducción al profesor Carlos Anthon de la universidad de Columbia.

Estos eventos no se ajustan a Isaías 29:11-12 porque el texto indica que: 1) Esta es una parábola y el tema es una visión y no un libro. 2) Las visiones de los profetas de aquel día habían llegado a tener tan poco sentido para el pueblo como las palabras de un libro sellado. Isaías se refería a la condición del pueblo de ese tiempo, y no a un libro escrito en algún futuro. 3) Según Harris, el profesor dijo que la traducción era correcta. Anthon podría decir esto solamente se la hubiera leído. Pero Isaías dijo que el hombre no podría leer el libro porque estaba sellado. El profesor sabría que estaba sellado solamente porque Harris se lo dijo. 4) En Isaías, el libro llegó primero al hombre educado, y después al que no sabía leer. Pero la historia de los mormones dice que el libro de planchas de oro fue entregado primero al iletrado (Smith) quien copió algunos de los caracteres junto con su traducción en una hoja de papel. Esta fue llevada al hombre educado (Anthon). En Isaías, el mismo “libro sellado” fue entregado a los dos hombres, al iletrado y al educado. Pero Anthon no recibió ningún libro, ni sellado ni abierto. 5) En Isaías el libro fue entregado al iletrado y éste dijo sencillamente, “No sé leer”, y no trató de leerlo ni de traducirlo. Pero Smith pretendió leer el libro, aunque era iletrado.

Dice el apóstol LeGrand Richards: “El profesor Anthon no sabía que cumplía literalmente la profecía de Isaías” (MWW, p. 50). Pero el profesor no creía que estaba cumpliendo la profecía mormona, porque escribió una carta a E.D. Howe, editor de un diario de Painesville, Ohio, diciendo que ese asunto era un engaño y un plan fraudulento “para quitarle al agricultor (Harris) su dinero”, (y en efecto, Harris perdió su dinero).

La Importancia del Libro de Mormón

Ya que se supone que el LM debe ser una revelación de Dios como la Biblia, las dos deben manifestar semejantes evidencias de la sabiduría de Dios. Los líderes SUD ciertamente han hecho algunas pretensiones muy grandes para el LM. Por ejemplo:

Dijo el profeta José Smith, “Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión; y que un hombre se acercaría más a Dios por seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro” (EPJS p. 233). Dijo también, “Si quitamos el Libro de Mormón y las revelaciones, ¿donde queda nuestra religión? No tenemos nada” (EPJS p. 77). Pero el sucesor de Smith dijo, como profeta SUD: “Tenemos el Nuevo Testamento; pueden dejar afuera el LM, y el libro DC y seguir los preceptos de ese libro fielmente, y les garantizo que llegarán a la salvación” (JD, Tomo I, p. 244). Este es solamente otro ejemplo del desacuerdo interno de los SUD, especialmente de sus profetas.

El apóstol SUD Orson Pratt escribió una serie de preguntas y respuestas en The Seer. En p. 215 dijo, “Cuáles serán las consecuencias si ellos (los Estados Unidos) no aceptan el LM como revelación divina? Serán destruidos de la tierra y bajados al infierno como todas las otras generaciones que han rechazado el mensaje divino.”

Dijo Orson Pratt también: “Antes que este (LM) fuera ofrecido al mundo, el Señor lo confirmó abriendo lo cielos a plena luz del día, enviando a un santo ángel, que descendió en la presencia de cuatro individuos; aparte del Sr. Smith, tres: y el ángel tomó las planchas y las hojeó, página por página, mientras que la voz del Señor desde los cielos les decía que se había traducido correctamente, y les ordenó a enviar su testimonio a todas las naciones, reinos y pueblos” (JD, Tomo II, p. 293). En DHC, Tomo I, pp. 54-55, José Smith relató la misma historia.

El apóstol James Talmage dijo: “Si comparamos las partes históricas, proféticas y doctrinales del LM con las grandes verdades de la ciencia y la naturaleza, no encontramos contradicciones — ninguna cosa absurda — ninguna cosa irrazonable” (AF de Talmage, p. 556).

Evidencia interna a favor del Libro de Mormón

Muy al contrario, abundan las contradicciones en el LM, así como los absurdos y las declaraciones irracionales. El lector no tiene que leer más que la primera página para encontrar el error. Siguen algunas declaraciones que refutan la pretensión de que el LM sea la palabra de Dios.

1. En I Nefi 1:1-4, un judío piadoso que creció en Jerusalén, conservó una crónica sagrada en la lengua egipcia. Pero los judíos eran siempre enemigos jurados de los egipcios y ciertamente no usaban su idioma. El padre de Nefi, que había vivido toda su vida en Jerusalén hasta el tiempo indicado, seguramente sabía que el hebreo era el idioma en que los judíos escribían sus crónicas.

2. El Río Lamán desembocaba en el Mar Rojo (I Nefi 2:5-8). La investigación revela que no hay ríos en toda Arabia, ni ahora ni en la historia, y ningún río desembocaba en el Mar Rojo. Tampoco algún hebreo le dio el nombre de “Sam” a su hijo (v.5). Este es un apodo americano, no hebreo.

3. Los enemigos de José debían ser confundidos si trataran de destruirlo, afirma II Nefi 3:14. Pedro Smith fue baleado y muerto en Carthage, Illinois, el 27 de junio de 1844, mientras estaba en la cárcel. En el mismo contexto, José, el hijo de Lehi, profetizó que José (Smith) sería su hijo (II Nefi 3:14-15). Ya que Mormón 6:11-15 y 8:2-3 menciona una batalla en que se acabaron todos los nefitas (inclusive todos los descendientes de José, hijo de Lehi), José Smith era lamanita (indio). O si no, el LM contiene una profecía falsa. Pero la genealogía de José Smith muestra que sus antepasados eran de Inglaterra. En II Nefi 3:23, a José hijo de Lehi, se le promete, “tus descendientes no serán destruidos”, aunque según hemos indicado ya, sí fueron destruidos. La sabiduría de un “Dios” que haría tales promesas y luego las quebrantaría puede ser con razón puesta en duda. Y ¿qué clase de preconocimiento posee este Dios cuando confió “la plenitud del evangelio” a un pueblo que se destruyó a sí mismo? Asíla iglesia de Dios “se derrumbó” en el viejo mundo y su evangelio fue enterrado y olvidado en el nuevo, según el mormonismo. Por tanto afirman los SUD, el mundo entero fue dejado sin evangelio, sin iglesia, etcétera, durante cientos de años hasta que Dios y Cristo aparecieron personalmente el niño José Smith, que tenía apenas 14 años.

4. La poligamia era cosa abominable delante de Dios, según Jacob 2:23-27. Pero en DC 132:1-4 y 37-39, Dios ordena que se practique y dice que se cuenta como justicia, que él dio esposas y concubinas a los grandes hombres del Antiguo Testamento, y que no pecaron al practicarla.

5. La palabra francesa “adieu” cierra el libro de Jacob (7:27). ¿Cómo entra el francés a la traducción inglesa por medio de la lengua egipcia reformada? El LM fija la fecha de Jacob entre los años 544 y 422 antes de Cristo. El idioma francés no existió sino hasta como 700 años después de Cristo.

6. La gente de toda raza, negra o blanca, son iguales delante de Dios (II Nefi 26:33). Pero es evidente que no son iguales para la iglesia SUD, porque los negros son excluidos de su sacerdocio (PGP, Moisés 7:8, 22). [Nota: Esto ya no es el caso desde 1978, cuando la iglesia SUD anunció que "se puede conferir el sacerdocio a todos los varones que sean miembros dignos de la Iglesia sin tomar en consideración ni su raza ni su color." DC, Declaración Oficial — 2]

7. Enós “empezó a envejecer” cuando su Padre Jacob nació 170 años o más, antes (Enós 25 y I Nefi 18:7).

8. Contar el tiempo por el ciclo lunar era desconocido entre los israelitas, aunque Omni 21 así lo menciona.

9. Lehi vivió toda la vida en la ciudad de Jerusalén pero su idioma era el egipcio (I Nefi 1:2, 4). A pesar de ser un judío piadoso, no sabía a que tribu pertenecía, hasta que algunas planchas de bronce le fueron traídas después de abandonar Jerusalén (I Nefi 5:14). Profetizó más exactamente sobre la venida de Cristo en I Nefi 10:3-11, que todos los profetas del Antiguo Testamento juntos. Supuestamente él y su familia vivieron algún tiempo en Jerusalén antes que algunos de los escritores del Antiguo Testamento, y como sus contemporáneos, aun cuando no hay evidencia ni bíblica ni histórica ni científica de que existían siquiera, ni allí ni en el “nuevo mundo.”

10. Según el LM, las familias de Lehi, de Ismael y de Zoram, eran todos los que salieron de Jerusalén en el año 600 antes de Cristo, para llegar al nuevo mundo. Son identificadas especialmente 15 personas y quizá otras tres o cuatro muchachas, haciendo un total de menos de 20. Pero en menos de 30 años, (Véase II Nefi 5:28) esas pocas personas se habían multiplicado para dividirse en dos naciones (II Nefi 5:5, 6, 21). Suponiendo la cifra más alta de crecimiento de estos pueblos, habría solamente varias docenas de personas en cada una de estas “naciones” y la mayor parte serían niños de pecho y párvulos.

Después de haber llegado a América en 589 antes de Cristo (I Nefi 18:23), los seguidores de Nefi construyeron un templo como el de Salomón. Es interesante observar que el templo de Salomón duró siete años y medio en construcción, con 153,000 obreros y 3600 oficiales que estaban sobre la obra ( I Reyes 5:13, 15; 6:1, 38; 2 Crónicas 2:2, 17, 18). Lo que estos pocos obreros inexpertos hicieron en 19 años o menos, 156,000 obreros peritos lo hicieron en siete años y medio.

Segundo Nefi 5:15 dice que se hallaban allí en gran abundancia, toda clase de madera, hierro cobre, bronce, acero, plata y metales preciosos. Pero en el próximo versículo dice que este templo “ hecho en América” fue hecho exactamente como el de Salomón, excepto por las joyas preciosas “por no encontrarse en el país.”

11. Durante los mismos 19 años o menos, los dos hijos de Lehi, Lamán y Lemuel, junto con sus descendientes y seguidores, fueron cubiertos con un cutis oscuro por su desobediencia (II Nefi 5:21). Este cambio fenomenal del color de su piel se ve a través del LM. En III Nefi 2:11-16 veamos a los lamanitas con su cutis oscuro (indios) hechos blancos dentro de un año por haber aceptado el evangelio. Los indios de hoy día también deben ponerse blancos cuando se hacen mormones, y los hombres malos deben ponerse negros, a menos que Dios se haya cambiado. Pero Mormón 9:9, 10, 19 declara que Dios no ha cambiado y que hace los mismos milagros ahora que entonces. Pero ¿dónde están esas personas que se cambiaron de color por su justicia o injusticia?

12. Mosíah 2:3 dice que siguieron la ley de Moisés al tomar las primicias de los rebaños como holocaustos. Pero las primicias nunca eran usados como holocaustos en la ley de Moisés (Número 18:17, 18). El LM también ha mezclado la ley y la gracia sin observar la diferencia entre el Antiguo y el Nuevo Testamentos.

13. Alma 18:28 enseña que Dios es un “gran espíritu.” Pero el mormonismo enseña hoy que Dios el Padre y Jesucristo tienen cuerpos de carne y hueso (DC 130:22).

14. Helamán 12:25-26 dice “las palabras que dicen” ... y luego cita Juan 5:29. Pero Helamán fue escrito, según afirman, en el año 6 antes de Cristo, de acuerdo con la fecha dada en el LM. Juan fue escrito casi cien años después de esa fecha. ¿Cómo, entonces, podría Helamán citar las palabras de Juan, y eso usando las palabras del antiguo inglés de la versión King James, traducida hasta 1611 después de Cristo? No hubo contacto entre Israel y América, y por eso Jesús llegó a América, según el LM.

15. Aparte del francés, encontramos estas personas en el LM hablando el “egipcio reformado”, y usando las palabras griegas alfa y omega en III Nefi 9:18. Usan también la palabra raca en III Nefi 12:22 que es griega, tomada del arameo.

16. Jesucristo tenía que nacer “en Jerusalén” según Alma 7:10. Sin embargo en Miqueas 5:2 y Lucas 2:4, dice que nació en Belén. Alma 7:10 dice también que a María se haría “sombra y concebirá por el poder del Espíritu Santo.” Pero el mormonismo enseña ahora que María concibió por medio de relaciones sexuales con Dios el Padre que es un hombre resucitado y glorificado (véase AF, pp. 86, 519, 520). En JD, Tomo I pp. 50 y 51, Brigham Young declara enfáticamente que “Jesucristo no fue engendrado por el Espíritu Santo.”

17. Helamán 14:20, 27, afirma que la oscuridad cubriría la tierra por tres días. Pero compare lo que dice en Mateo 27:45, Marcos 15:33, y Lucas 23:44.

18. Según Alma 46:15, los creyentes fueron llamados cristianos en el año 73 antes de Cristo. Sin embargo, en Hechos 11:26 dice que fueron llamados cristianos primero en Antioquía (como en el año 42 después de Cristo).

19. En Alma 56 leemos de una gran batalla entre los lamanitas y los nefitas. Entre éstos como 2000 jóvenes que “hasta entonces nunca se habían batido, no obstante, no temían la muerte” (v. 47). Los lamanitas se presentan como guerreros feroces, que sin embargo fueron rotundamente derrotados (v. 54). Y de los 2000 muchachos (nefitas), dice que “ni una alma se había perecido” y “cayeron sobre los lamanitas con tanto ímpetu que los llenaron de espanto” (v. 56). Dice también en Alma 49:23 que “murieron más de mil lamanitas, mientras que de los nefitas no pereció ni una sola alma.”

20. Alma 30:2 dice que en el año dieciséis “empezó a haber continua paz.” Pero Alma 35:13 dice del año dieciocho, “así empezó una guerra entre los lamanitas y los nefitas.” Así que la continua paz duró muy brevemente.

21. En IV Nefi 18 y 22, una generación equivale a cien años. Ese concepto no está de acuerdo ni con la Biblia ni con la historia secular.

22. Tercer Nefi 12:2 y Moroni 8:11, dicen que los pecados son remitidos por medio del bautismo. Pero DC 20:37 declara que la remisión de pecados es uno de los requisitos para el bautismo.

23. Eter 2:3 menciona las abejas en América antes del año 2000 antes de Cristo. Pero los arqueólogos dicen que las abejas de colmena llegaron a las Américas con los conquistadores españoles.

24. Los jareditas sabían de Noé, según Eter 6:7. Ya que Moisés escribió de Noé mucho tiempo después de la fecha cuando Jared abandonó la torre de Babel para América, ¿cómo supieron de él?

25. En Eter 2:16-3:6, el hermano de Jared fue ordenado por el Señor a construir ocho barcazas, en las que debían viajar a América. Bajo la dirección de Dios, se hicieron “sumamente, ajustadas, de modo que podían contener agua semejante a un vaso”, y “su longitud era la de un árbol” (v.17). Y porque estaban cerradas a prueba de aire, el hermano de Jared le preguntó a Dios cómo meter el aire en la barcaza. Dios contestó: “Harás una abertura en la cubierta, y también en el fondo; y cuando necesites aire, destaparás l abertura para que tengáis aire. Y si acaso entrare el agua, he aquí, cerrarás la abertura para que no perecéis en el mar.” Observe que el Señor no está seguro si el agua entrara en la barcaza con agujeros tanto en el fondo como en la cubierta, así que dice que “si acaso” entre, entonces que la cierren. El Señor parece no poder resolver el problema de la falta de luz, así que pregunta al hermano de Jared: “¿Qué quieres que yo haga para que tengáis luz en vuestros barcos?” (2:23). El hermano de Jared, que al parecer es más inteligente que el Señor, pide que el Señor haga brillar dos piedras para cada barcaza.

El ver afuera de las barcazas no les era muy importante para guiarlas, parece, ya que no hubo provisión para eso, a pesar de que el hermano de Jared preguntó: “¿A dónde no hemos de dirigir?” (2:19). Las barcazas debieran haberse guiado a sí mismas para no estrellarse contra las rocas y los arrecifes.

Pero ¿qué poder movió las barcazas? “El Señor Dios hizo soplar un viento furioso sobre la superficie de las aguas, hacia la tierra de promisión, y el viento no dejó de soplar ... ” (Eter 6:5, 8). “Y de este modo fueron impelidos sobre las aguas por trescientos cuarenta y cuatro días” (Eter 6:11). A razón de sólo tres nudos por hora hubieran viajado una distancia mayor que la circunferencia de la tierra. Así que ese viento fuerte e incesante tenía que soplar muy suavemente para durar 344 días.

26. En Eter, el lector encuentra acero (7:8-9) y ventanas que se podrían quebrar (2:23) en los tiempos de Abraham. Ninguna de las dos cosas existía en ese tiempo.

27. En el LM, hay eventos más sorprendentes que en la misma Biblia. Por ejemplo, el LM relata la aparición de Cristo en América en III Nefi 11. El relato dice que una gran multitud se reunió alrededor del templo. Oyeron una voz que hizo “estremecer” sus cuerpos, y arder sus corazones. Esta voz no se escuchó una sola vez (como en el bautismo de Cristo y en la transfiguración) sino tres veces, diciendo, “He aquí a mi Hijo Amado, en quien me complazco.” (Compárese Mateo 17:5.) Entonces un Hombre descendió del cielo y se declaró ser Jesucristo. Esto no fue suficiente para convencerlos, así que la gran multitud (no solamente un Tomás que dudaba) llegaron, “uno por uno, hasta que todos hubieron llegado,” y palparon sus manos, pies, y su costado herido.

En III Nefi 28:21, la experiencia de Daniel en la fosa de los leones y la de los tres jóvenes en el honro ardiente, fueron superadas por los tres nefitas.

28. El LM suena como la Biblia porque unas 27,000 palabras fueron tomadas de la versión inglesa de King James. Cientos de versículos fueron copiados textualmente. Por ejemplo: II Nefi, capítulos 12-24 fueron copiados de Isaías capítulos 2-14; III Nefi 24 y 25 fueron copiados de Malaquías 3 y 4; I Nefi 20 y 21 fueron copiados de Isaías 48 y 49, excepto por unas pocas adiciones en el LM. ¡Hasta las palabras impresas así en la versión de la Biblia de King James no están en el original, sino que fueron añadidas por los traductores para aclarar el sentido y permitir una lectura más suave en el inglés. La versión de King James fue terminada en el año 1611, mientras que el LM fue publicado en 1830. No debe haber duda sobre cuál de ellos copió al otro.

29. Eter 11:1-2 profetizó la extinción de los jareditas, si no se arrepintieran. Así que los dos líderes rivales, Coriántumr y Shiz, llevaron sus ejércitos a la batalla (14:17-31). Después de que Coriántumr sanara de sus heridas (14:30), examinó los resultados, y leemos: “Vio que ya habían perecido por la espada cerca de dos millones de los de su pueblo ... sí, habían muerto cerca de dos millones de hombres valientes, así como sus mujeres y sus hijos” (15:2). Al prepararse para la próxima batalla, “durante cuatro años estuvieron reuniendo al pueblo ... con sus mujeres e hijos, con armas de guerra ... marcharon el uno contra el otro para combatir” (15:14-15). Después de seis días de la batalla, quedaron solamente Coriántumr y Shiz, habiéndose desmayado éste (v.29). “Y ocurrió que después de haberse apoyado Coriántumr sobre su espada, y recobrándose un poco, le cortó la cabeza a Shiz. Y sucedió que Shiz, después de ser decapitado por Coriántumr, se alzó sobre las manos y cayó. Y habiendo hecho el esfuerzo por alcanzar resuello, murió” (15:30-51).

Toda esta mortandad tuvo lugar en un pequeño cerro junto al hogar de José Smith, cerca de Palmyra, Nueva York (Eter 15:11). Y Mormón 6:11-15 y 8:2-3, relata otra gran batalla siglos más tarde en el mismo cerro cuando todos los nefitas fueron muertos. Eso dejó solamente a los prietos lamanitas, a quienes descubrió Colón cuando llegó a América. Los arqueólogos nunca han encontrado ninguna evidencia a esas batallas tan grandes en aquel “cerro de Cumora” cerca de Palmyra, Nueva York.

30. Jacob 4:1 dice, “no puedo escribir sino muy pocas de mis palabras por lo difícil que es grabar nuestras palabras sobre planchas” (las planches de oro traducidas por José Smith). Pero si era tan difícil grabar las palabras en las planchas, ¿por qué inspiró Dios a los escritores del LM a usar tantas palabras innecesarias? Por ejemplo, IV Nefi tiene solamente un capítulo. El v. 6 dice: “Y así pasaron los años treinta y ocho, treinta y nueve, cuarenta y uno y cincuenta y dos; sí, hasta que pasó el año cincuenta y nueve.” El hermano de Jared, el que aconsejó al Señor en Eter 2y 3, le hubiera dicho al Señor cómo hablar más sencillamente para decir “59 años habían pasado.”

31. “ ... fue a la colina de Efraín, donde fundió mineral de la colina e hizo espadas de acero ... ” (Eter 7:9). ¡La industria del acero quisiera encontrar tal colina de donde podrían fundir acero hoy día! Según los informes de los arqueólogos, nunca se encontró acero entre las ruinas de América.

Cambios en el Libro de Mormón

Los mormones fieles han hecho circular ampliamente un desafió a que alguien haga otro libro de escritura igual al LM. Han hecho una lista de 30 maneras en que tal libro debe ser igual al LM. Pero la mayor parte de sus pretensiones no resistirían la investigación. Por ejemplo, dicen: “La primera edición, tal como la dictaría a su secretario, debe permanecer para siempre.” Pero ha habido más de 4000 cambios en el LM desde que salió la primera edición. En la edición de 1830 del LM, vemos que:

1. José Smith se declaró ser al autor, tanto en la portada como en el prefacio. Ahora dice la portada que fue el “traductor”, y el prefacio se ha suprimido.

2. Primer Nefi 11:18 decía, “He aquí, la virgen que tú ves es la madre de Dios.” Ahora dice: “madre del hijo de Dios.”

3. Primer Nefi 11:21 decía, “¡He aquí, el Cordero de Dios, sí, el Padre Eterno!” Ahora dice, “sí, el Hijo del Padre Eterno!”

4. Primer Nefi 11:32 decía, “Y mirando, vi que el pueblo prendió al Cordero de Dios; sí, vi que el Dios Eterno fue juzgado por el mundo." Ahora dice, "sí, el Hijo del Dios Eterno fue juzgado por el mundo.”

5. Primer Nefi 13:40 decía, “y manifestarán a todas las familias, lenguas y pueblos que el Cordero de Dios es el Eterno Padre, y el Salvador del mundo.” Ahora dice, “que el Cordero de Dios es el Hijo del Eterno Padre.”

6. Primer Nefi 20:1 rezaba exactamente como Isaías 48:1 en la Biblia del King James. Ahora reza, “de las aguas de Judá o de las aguas del bautismo.” El apóstol Marcos E. Petersen dice en p. 14 de su libro, As Translated Correctly, “Una referencia directa al bautismo fue claramente omitida del original de Isaías 48:1,” Procuraba Petersen demostrar cómo el LM ayuda a corregir los errores de la Biblia; pero escogió un ejemplo muy malo, porque es evidente que el LM ha sido cambiado. Ni el texto del hebreo de Isaías 48:1 ni el original del LM apoyan la forma actual del I Nefi 20:1. Hasta la edición de 1888, el LM no contenía esa frase.

7. Mosíah 21:28 decía, “el rey Benjamín tenía un don de Dios.” Ahora dice, “el rey Mosíah tenía un don de Dios.” El Dr. Sidney B. Sperry de la universidad de Brigham Young dice en p. 203 de su libro The Problems of the Book of Mormon, que “el nombre rey Benjamín es claramente un error, porque el Rey había muerto hacía mucho tiempo.” Luego echa la culpa a Mormón y a las planchas de oro, y dice que “este fue otro error humano que José Smith tuvo el gusto de corregir.” La misma “corrección” fue hecha en Eter 4:1. Allí también, “el Rey Benjamín” fue sustituido por “el Rey Mosíah.”

8. Alma 29:4 decía, “No debería, en mis deseos, deshacer los firmes decretos de un Dios justo, porque sé que él concede a los hombres según los deseos de ellos, ya sea para muerte o para vida; sí, sé que él reparte a los hombres, sí les hace decretos que son inalterables, según la voluntad de éstos, ya sea para salvación o destrucción.” Ahora dice, “No debería en mis deseos, - según el deseo de éstos . . . sí, sé que él reparte a los hombres según la voluntad de éstos, ya sea para salvación o destrucción.” Las palabras impresas en letra cursiva fueron cambiadas o suprimidas. La frase que habla de los decretos de Dios como “inalterables” hace que este texto esté de acuerdo con la doctrina SUD de hoy día, porque en DC 56:4-5 leemos, “Por lo que yo, el Señor, mando y revoco, conforme me place; y todo esto será visitado sobre las cabezas de los rebeldes, dice el Señor. Por consiguiente, revoco el mandamiento dado a mi siervo Tomás B. March y Esdras Thayre, y doy un mandamiento nuevo a mi siervo Tomás ...” Si los mandamientos de Dios pueden ser revocados, no son inalterables. Así que hay un cambio definido en la doctrina.

9. Alma 37:21 y 24 habla de “directores.” Ahora dice “intérpretes.” Los “intérpretes” en el LM eran usados para interpretar idiomas, mientras que el “director” era una pelota que funcionaba como brújula. Hay otros muchos cambios que afectan la doctrina y la historia, así como la gramática en el LM.

Pero el presidente José Fielding Smith, el décimo profeta de la iglesia SUD, escribió en las pp. 924-925 de la edición de Diciembre de 1961 de Improvement Era: “Durante las últimas dos semanas he recibido varias cartas de diferentes lugares de los Estados Unidos, escritas por algunas personas que están algo preocupadas porque algunos enemigos de la iglesia (SUD) y del Libro de Mormón se les acercaron y les dijeron que ha habido varios miles de cambios en el LM desde la primera edición. Por supuesto, que esa declaración no es la verdad, - no hubo cambio de doctrina.” Pero cualquiera que sabe leer puede comparar la primera edición con la actual y ver toda clase de cambios doctrinales. Una nueva impresión hecha fotográficamente del original de 1830 del LM, se publicó en 1958 por la Deseret book company, con el título Joseph Smith Begins His Work. (Esta compañía es la agencia editora oficial de los SUD.) Existen todavía ejemplares de esta edición en la Modern Microfilm Co., Box 1884, Salt Lake City, UT 84110. La Deseret book company dejó de venderlos porque hacía que algunos de los SUD entraran en dudas del por qué de dichos cambios.

José Smith escribió en DHC, Tomo I, pp. 54-55, que él y los tres testigos del LM oyeron una voz proveniente de la luz brillante encima de ellos que les decía: “estas planchas han sido reveladas por el poder de Dios, y han sido traducidas por el poder de Dios. La traducción de ellas que han visto es correcta y les mando dar fe de lo que ahora ven y oyen.” Aunque la voz no se identifica, el lector es dejado con la impresión que tenía que ser el Señor, ya que mandó a José y a los otros a testificar de lo que vieron y oyeron. La traducción que vieron era la que fue publicada en 1830 - no el moderno LM. Así que si el Señor afirmó que la edición del LM de 1830 era correcta, ¿por qué fue cambiada? ¿No hizo Dios lo mejor que pudo? ¿O pueden los hombres mejorar lo que hizo Dios?

David Whitmer, uno de los tres testigos del LM, en su libro An Address to all Believers in Christ, p. 12, relata cómo este fue traducido: “Ahora les daré una descripción de la manera en que el Libro de Mormón fue traducido ... José Smith ponía la piedra vidente en un sombrero, ajustándolo alrededor de su cara para tapar la luz; y en la oscuridad brillaba la luz espiritual. Aparecía la escritura, un carácter a la vez, y debajo de él estaba la interpretación en inglés. El hermano José leía el inglés a Oliverio Cowdery, su escribano principal. Y cuando fue transcrita y repetida al hermano José, para ver si era correcta, entonces desaparecía, y otro carácter aparecía con su interpretación. Así fue traducido el Libro de mormón por el don y el poder de Dios, y no por ningún poder humano.”

Observemos que José leía la interpretación inglesa ¡pero que Dios fue el traductor! José ni tenía que mirar a las planchas de oro. No es maravilla que él llamó el LM el “libro más correcto de cualquier libro en la tierra” (EPJS p. 194). Martín Harris, otro de los tres testigos, declaró también que el LM fue traducido así (Myth of the Manuscript Found, edición de 1883, p. 91).

Pero los que escribían en contra de los mormones señalaron tantos errores gramaticales que la gente erudita entre los mormones sentía vergüenza atribuir tal lenguaje a Dios. Por fin, escribió el apóstol B.H. Roberts: ¿Serán estos enormes errores culpa de Dios? Si decimos así invitamos a la burla. Los pensamientos y las doctrinas son muy aceptables; pero la expresión de esos pensamientos es mala e incorrecta y es, sin duda, el resultado del conocimiento imperfecto del traductor del idioma inglés; esa antigua teoría ya no se puede defender más; es decir, la teoría de que el Urim y Tumim hizo la traducción, y que el profeta no hizo más que repetir lo que vio reflejado en ese instrumento.” (Defense of the Faith,pp. 278, 279, 295, 306-308).

Esta es la opinión sostenida hoy día por la mayor parte de los mormones. El Dr. Sidney B. Sperry de la universidad de Brigham Young, dice en p. 190 de The Problems of the Book of Mormon, “Este escritor sabe que el Dr. (James) Talmage era estricto en cuanto al buen inglés y un estudiante esmerado del Libro de Mormón. Conocía tan bien como cualquiera las imperfecciones del estilo literario de la primera edición de la crónica nefita y tuvo un papel muy prominente en la corrección de muchos de ellos en una edición posterior de la obra (1920).” Muy pocos mormones saben que el LM ha sido cambiado, y los pocos que lo saben comúnmente insisten en que los cambios incluyen solamente su división en capítulos y versos, con marcas de puntuación. Claro es que tales cambios fueron hechos, pero también lo fueron en doctrina, historia y gramática.