Printer-friendly version

Declaraciones SUD Afirmando Pruebas Bíblicas Para Profetas

Este artículo provee las pruebas bíblicas para discernir si alguien es un profeta verdadero de Dios y demuestra que la Iglesia Mormona (SUD) ha afirmado la validez de estas pruebas. Primero explica que el apelar a experiencias subjetivas en defensa de un profeta no es algo decisivo, ya que algunos profetas falsos afirman actuar en nombre de Jesucristo y ser inspirado por el Espíritu Santo. Se puede afirmar cualquier cosa. Lo importante es poner las afirmaciones a prueba de la realidad.

Este artículo luego presenta cuatro pruebas bíblicas básicas.

Prueba #1: Las predicciones de un profeta verdadero en el nombre de Dios se cumplan; las predicciones en el nombre de Dios que no se cumplen son señal de un profeta falso.

Prueba #2: Las enseñanzas de un profeta verdadero están de acuerdo con las doctrinas establecidas que llegaron por revelaciones genuinas, específicamente esas encontradas en las Escrituras (especialmente o particularmente la Biblia). Un profeta cuyo enseñanza claramente contradice revelaciones anteriores es un falso profeta.

Prueba #3: Los frutos de un profeta verdadero son buenos; los frutos del profeta falso son malos.

Prueba #4: Las revelaciones del profeta verdadero son auténticas, sólidas en datos y razonables; revelaciones que no son auténticas (por ser anacronista, contener plagios, etc) contrarias a datos conocidos, o simplemente ilógicas, no son de Dios, e indican que la fuente es profeta falso.

Para cada prueba, hay citas de la Biblia (Reina Valera) presentadas que enseñan la prueba, seguido por citas de autoridades SUD (Mormón) afirmando la validez de la prueba.

Las apelas a las experiencias espirituales no son decisivas, porque algunos profetas falsos afirman actuar en nombre de Jesucristo y ser inspirados por el Espíritu. Hay que poner el que afirma ser profeta a la prueba antes de aceptar sus enseñanzas.

Citas bíblicas

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces…No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé; Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mateo 7:15, 21-23).

Porque se levantarán falso Cristos, y falso profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos (Mateo 24:24; también Marcos 13:22).

No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal (I Tesalonicenses 5:20-22).

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo (I Juan 4:1).

Citas mormonas respaldando la enseñanza bíblica

  • Así como Israel antiguo, debemos poder discernir entre profetas verdaderos y falsos. 1 
  • …nada perjudica mas a los hijos de los hombres que estar bajo la influencia de un espíritu falso creyendo que tienen el Espíritu de Dios. 2

Prueba #1: Las predicciones de un profeta verdadero en el nombre de Dios se cumplan; las predicciones en el nombre de Dios que no se cumplen son señal de un profeta falso.

Citas bíblicas

“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón; ¿Cómo conoceremos la palabra que Jehová no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.” (Deuteronomio 18:20-22)

“Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí que los profetas les dicen: No veréis espada, ni habrá hambre entre vosotros, sino que en este lugar os daré paz verdadera. Me dijo entonces Jehová: Falsamente profetizan los profetas en mi nombre; no los envié, ni les mandé, ni les hablé, visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan. Por tanto, así ha dicho Jehová sobre los profetas que profetizan en mi nombre, los cuales yo no envié, y que dicen: Ni espada ni hambre habrá en esta tierra; con espada y con hambre serán consumidos esos profetas.” (Jeremías 14:13-15).

“El profeta que profetiza de paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido como el profeta que Jehová en verdad envió.” (Jeremías 28:9).

Citas Mormonas apoyando la prueba bíblica

  • Hará unos ocho o nueve años [los Irvingitos] tenían unos sesenta predicadores que andaban por las calles de Londres, testificando que esa ciudad sería el lugar donde iban a profetizar los "dos testigos" de que habla Juan el Revelador; que (ellos) la iglesia y el espíritu eran los testigos, y que al cabo de tres años y medio habría un terremoto y una grande destrucción, y vendría nuestro Salvador. Se re-unieron sus apóstoles a la hora señalada para esperar el acontecimiento, mas Jesús no vino, y entonces se explicó de cierta manera ambigua la falta de cumplimiento de la profecía. 3
  • La prueba máxima de un profeta verdadero es que cuando él habla en el nombre del Señor sus palabras se cumplen. Esa norma fue explicada por el Señor a Moisés en estas palabras: “si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta;” (Deuteronomio 18:22).4

Prueba #2: Las enseñanzas de un profeta verdadero están de acuerdo con las doctrinas establecidas que llegaron por revelaciones genuinas, específicamente esas encontradas en las Escrituras (especialmente o particularmente la Biblia). Un profeta cuyo enseñanza claramente contradice revelaciones anteriores es un falso profeta.

Citas bíblicas

Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciare señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; no darás oído a las palabras de tal soñador de sueños; porque Jehová vuestro Dios os está probando, para saber si amáis a Jehová vuestro Dios con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. En pos de Jehová vuestro Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él seguiréis. Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios que te sacó de Egipto y te rescató de casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Jehová tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal de en medio de ti. (Deuteronomio 13:1-5).

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. (Hechos 17:11)

Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. (Romanos 16:17)

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema. (Gálatas 1:6-9)

En esto conoced el Espíritu de Dios; Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu de anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. (I Juan 4:2-3).

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. (Judas 3)

Citas Mormonas apoyando la prueba bíblica

  • En asuntos seculares así como en asuntos espirituales, los santos pueden recibir guía y revelación divina que tenga que ver con ellos mismos, mas esto no les otorga autoridad para dirigir a otros miembros y no debe aceptarse cuando es contraria a los convenios, doctrina o disciplina de la Iglesia o a los hechos conocidos, las verdades establecidas o el sentido común ... El Espíritu Santo no contradice sus propias revelaciones; la verdad siempre está en armonía con la verdad.5
  • Aunque una persona mantenga que su mensaje es de Dios o aprobado por la Iglesia, si no está de acuerdo con la doctrina establecida, uno puede considerarlo falso.6
  • No importa qué esté escrito, o lo que cualquiera haya dicho; si aquello que se ha dicho no concuerda con lo que el Señor ha revelado, podemos hacerlo a un lado. Mis palabras y las enseñanzas de cualquier otro miembro de la Iglesia, ya sea en un cargo mayor o menor, si no concuerdan con las revelaciones, no estamos obligados a aceptarlas. Expongamos claramente este asunto. Hemos aceptado los cuatro libros canónicos como las medidas o balanzas de acuerdo con las cuales medimos la doctrina de todo hombre. 7

Ahora, Juan dio la manera a sus lectores para poner prueba a una persona o profeta para ver si él era de Dios:

“Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora está en el mundo.” (I Juan 4:2-3)

La creencia que Jesús realmente no había venido en la carne pero solamente se había aparecido – tal creencia se llama el Docetismo. Esta creencia fue basada en la vista gnóstica que sería imposible para uno divino como un Cristo ser asociado con esta sustancia, porque la sustancia era malvada. El Docetismo negaba, entonces, la humanidad de Cristo, su sufrimiento físico, su muerte física, y su resurrección física; solo parecía que tenía un cuerpo físico.

Juan denunció a los engañadores y anticristos que “niega que Jesucristo haya venido en la carne” (véase 1 Juan 2:22-26; 2 Juan 1:7) y rogaba a los Santos a mantenerse firmes a las doctrinas verdaderas: “Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.” (1 Juan 2:24.)8 

  • Tuve una conversación recientemente como un ministro prominente de una iglesia en el este y él dijo, “Yo no estoy de acuerdo con tu punto de vista.” Yo contesté, “Usted no es para la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad? Sí es así, yo también. ¿Cómo es posible discutir? Le haré un trato. Compararé mi religión con la suya. Empezaremos con la Biblia sola como el estandarte. Todo lo que la Biblia enseña para doctrinas y prácticas usaremos para nuestra guía. Si yo tengo un error me iré por otro camino. Usted hará lo mismo?... Tome la Biblia, compare la religión de los Santos de los Últimos Días con ella, y vea si puede soportar la prueba.9
  • Recurrimos a la Biblia para mostrar que la verdades recibidas mediante la restauración del evangelio van de acuerdo con las enseñanzas de ese sagrado libro.10
  • Cuando los profeta escriben y hablan de los principios del evangelio, deberían tener la guía del Espíritu. Si la tienen, entonces todo lo que dicen estará en harmonía con la palabra revelada. Si están en harmonía entonces sabemos que no han hablado con presunción. Si un hombre habla o escribe, y lo que él dice está en conflicto con las normas que son aceptadas, con las revelaciones que el Señor ha dado, entonces podemos rechazar lo que ha dicho, no importando quien sea esa persona

El Mormonismo, tal como se le llama, debe permanecer o caer juntos con la historia de José Smith. O él fue un profeta de Dios, llamado, apartado y comisionado divina y adecuadamente, o por el contrario fue uno de los fraudes más grandes que este mundo ha visto. No hay termino medio.

Si José Smith fue engañador, alguien que voluntariamente intentó desviar a la gente, entonces debería ser descubierto públicamente; sus reclamos deberían ser refutados, y sus principios expuestos como falsos, pues la doctrina de un impostor no puede estar en total harmonía con la verdad divina. Si sus reclamos y declaraciones estaban fundados sobre el fraude y el engaño, es lógico que deberían aparecer muchos errores y contradicciones muy fáciles de detectar. La doctrina de los falsos maestros no soportará la prueba cuando sea comparada con las normas de mediación aceptadas:  las Escrituras.

… El mundo ha sido incapaz de poner un dedo sobre algo que no tenga sentido o que no esté en armonía en las revelaciones dadas a José Smith, con lo que  ha sido revelado, o predicho por los profetas y por el Señor mismo.11

Prueba #3: Los frutos de un profeta verdadero son buenos; los frutos del profeta falso son malos.

Citas bíblicas

Y en los profetas de Jerusalén he visto torpezas; cometían adulterios, y andaban en mentiras, y fortalecían las manos de los malos, para que ninguno se convirtiese de su maldad; me fueron todos ellos como Sodoma, y sus moradores como Gomorra. (Jeremías 23:14)

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos lo conoceréis. No todo el que me dice: “Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que me hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; aparaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:15-23)

Citas Mormonas apoyando la prueba bíblica

  • Otra prueba de un profeta verdadero fue establecida por el Salvador mismo. Profetas verdaderos deberían ser distinguidos por profetas falsas por la norma, ‘Por sus frutos los conoceréis’ (Mateo 7:20).12
  • El Salvador reconoció que habrían impostores quienes se presentarían como sus representantes autorizados. El advirtió sobre profetas falsos quienes vendrían vestidos de ovejas pero tendrían sus propios motivos egoístas que satisfacer. ‘Por sus frutos los conoceréis’, dijo él.13
  • … como se pueden identificar las plantas por sus frutos, podemos reconocer a los falsos profetas y a los falsos maestros por sus enseñanzas, acciones e ideas.14

Prueba #4: Las revelaciones del profeta verdadero son auténticas, sólidas en datos y razonables; revelaciones que no son auténticas (por ser anacronista, contener plagios, etc) contrarias a datos conocidos, o simplemente ilógicas, no son de Dios.

Citas bíblicas

Por tanto, he aquí que yo estoy contra los profetas, dice Jehová, que hurtan mis palabras cada uno de su más cercano. (Jeremías 23:30)

Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos las enseñaron los que desde el principio las vieron con sus ojos y fueron ministros de la palabra, me ha parecido también a mí, después de haber investigado con diligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden, excelentísimo Teófilo, para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales has sido instruido. (Lucas 1:1-4)

Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales? (Juan 3:12)

Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo:

—¡Estás loco, Pablo! ¡Las muchas letras te vuelven loco!

Pero él dijo:

—No estoy loco, excelentísimo Festo, sino que hablo palabras de verdad y de cordura.  El rey, delante de quien también hablo con toda confianza, sabe estas cosas, pues no pienso que ignora nada de esto, porque no se ha hecho esto en algún rincón. (Hechos 26:24-26)

Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. (2 Tesalonicenses 2:1-2)

Citas Mormonas apoyando la prueba bíblica

  • Si comparamos las partes históricas, proféticas y doctrinales del Libro de Mormón con las grandes verdades de la ciencia y la naturaleza, no encontramos contradicciones—nada de locuras—nada irrazonable. La harmonía más perfecta entonces existe entre las grandes verdades reveladas en el Libro del Mormón y todas las otras verdades conocidas, sean religiosas, históricas o científicas.15
  • …convéncenos de nuestros errores de doctrina, si tenemos alguno, por razón, por argumento lógico, o por la palabra de Dios, estaremos siempre agradecidos para la información, y ustedes siempre tendrá la reflexión agradable que han sido instrumentos en las manos de Dios por haber redimido a sus compañeros de la humanidad de las tinieblas que pueda ver desarrollándose en sus mentes.16
  • En asuntos seculares así como en asuntos espirituales, los santos pueden recibir guía y revelación divina que tenga que ver con ellos mismos, mas esto no les otorga autoridad para dirigir a otros miembros y no debe aceptarse cuando es contraria a los convenios, doctrina o disciplina de la Iglesia o a los hechos conocidos, las verdades establecidas o el sentido común ... El Espíritu Santo no contradice sus propias revelaciones; la verdad siempre está en armonía con la verdad.17
  • La mayoría de las personas no comprarán acciones o carros usados sin investigación, pero varias imitaciones escriturarias demasiadas veces son creídas sin que sus afirmaciones sean checadas. Una es El Volumen Archko, la cual supuestamente contiene reportes del juicio de Jesús tomados de los oficiales quienes lo juzgaron. El libro tiene éxito obviamente porque es fácil confundir lo que quisiéramos encontrar con lo que es autentico. ... Los documentos Archko fueron inventados en siglo diecinueve y publicados por un ministro quien pretendió descubrir documentos originales de Roma y Constantinopla. Nacido en 1824, William Dennes Mahan ya para el 1860 fue un ministro Presbiteriano de Cumberland, sirviendo por unos dos décadas en la parte superior central de Missouri, principalmente en Boonville.... Su éxito en copiar el trabajo de otras personas condujo a una sobre-confidencia. Plagio de forma tan abierta que fue quitado de su puesto como ministro.18

Conclusión

Si nos importa las enseñanzas de Jesús y los profetas y apóstoles de Dios, el patrón está claro.  Cuando una persona como José Smith aparece y afirma ser profeta, la respuesta responsable y prudente es someter esa persona a la serie de pruebas ya establecidas por Dios.  Como Jesús advirtió que vendrían muchos falsos profetas, lo más lógico es asumir que la persona es un farsante hasta que se pruebe lo contrario.  Si al examinar su vida y sus enseñanzas encontramos las marcas de un falso profeta (mentiras, engaño, inmoralidad, arrogancia, orgullo, rechazo de enseñanza bíblica) la conclusión es fácil y claro – no obstante lo lindo o carismático o sincero que aparenta – tal persona es un falso profeta y un peligro al bienestar espiritual de cualquiera que cae bajo su influencia.


1. Old Testament Teacher Resource Manual, (2003), 180.

2. Enseñanzas del Profeta Jose Smith [EPJS], ed. 1982, p. 248

3. EPJS, p. 256

4. Presidente Ezra Taft Benson, “José Smith: Profeta a Nuestra Generación,” Ensign, Marzo 1994.

5. Primera Presidencia (José F. Smith, Anton H. Lund, y Charles W. Penrose), 1913, citado en Doctrinas y Convenios Manual de Estudiante (1985), 55. 

6. Doctrinas y Convenios Manual de Estudiante (1985), 388.

7. José Fielding Smith, Doctrinas de Salvación, 3:191.

8. Kent P. Jackson, “Señales Tempranas de Apostasía,” Ensign, Dec. 1984.

9. Presidente Brigham Young, mayo 18, 1873, en JD 16:43, 46. Esta declaración no se encuentra en LDS.org

10. LeGrand Richards, Una Obra Maravillosa y un prodigio, (Salt Lake City: Deseret, 1985), 1.

11. José Fielding Smith, Doctrinas de Salvación, comp. Bruce R. McConkie (Salt Lake City: Bookcraft, 1954), 1:181-182. Parte de este pasaje es citado en Antiguo Testamento Manual de Estudiante: Génesis—2 Samuel (1980), 224—33.

12. Presidente Ezra Taft Benson, “José Smith: Profeta para Nuestra Generación,” Ensign, marzo 1994.

13. Dean L. Larsen, “‘By Their Fruits Ye Shall Know Them,’” General Conference, Oct. 1985. 

14. “Leccion 12: Mateo 7,” in Nuevo Testamento: Manual del Maestro de Seminario (2015) – disponible en linea.

15. Orson, Pratt, Autenticidad Divina del Libro de Mormón, 56.

16. Orson Pratt, El Vidente (1853), 15-16.

17. Primera Presidencia (José F. Smith, Anton H. Lund, y Charles W. Penrose), 1913, citado en Doctrinas y Convenios Manual de Estudiante (1985), 55.

18. Richard Lloyd Anderson, “Tengo Una Pregunta,” Ensign, septiembre 1974; véase también su artículo “El Volumen Archko Fraudulento,” BYU Estudios 15/1 (1974): 43-64.