Printer-friendly version

Dios fue hombre como nosotros: Trato sutil de una desagradable doctrina mormona

Introducción

José Smith aparentemente quería corregir a sus seguidores cuando proclamó lo siguiente en la Conferencia General de la Iglesia Mormona en abril de 1844.

… os voy a decir cómo [Dios] llegó a ser Dios. Hemos imaginado y supuesto que Dios fue Dios por todas las eternidades. Voy a refutar esa idea, y haré a un lado el velo para que podáis ver. … El primer principio del evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios … que en un tiempo fue hombre como nosotros; sí, que Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre un tierra (Enseñanzas del profeta José Smith, págs. 427-428).

“Es una corriente ‘mormona’ que está actualmente entre nosotros y que es bien aceptada, que como el hombre es, Dios fue alguna vez, y que como Dios es, el hombre se convertirá.”
(Melvin J. Ballard – Apóstol mormón,
Discurso de la Conferencia General, 6 de abril, 1921)
Pregunta de un periodista: ... ¿No creen los mormones que Dios una vez fue hombre? Respuesta del Presidente mormón Hinckley: “Yo no diría eso … Eso abarca una teología bastante profundo de la cual no sabemos mucho.”
(Entrevista –  Presidente Mormón Gordon B. Hinckley, San Francisco Chronicle [La Crónica de San Francisco], 13 de abril, 1997)"

Líderes Mormones subsecuentes han sido igual de claros, como Autoridad General Milton R. Hunter, que escribió:

Los profetas Mormones han enseñado continuamente la sublime verdad de que Dios el Padre Eterno fue alguna vez un hombre mortal que pasó por una escuela de vida terrenal similar a la que estamos nosotros pasando (The Gospel Through the Ages [El evangelio a través de las edades], 1945, pág. 104).

Pero recientemente se nota algunos cambios – cambios en que los misioneros mormones enseñan a los investigadores, cambios en los manuales de enseñanza Mormona, cambios en lo que la gente Mormona dice sobre la doctrina de su iglesia.

Entrevista a los Misioneros

¿Qué es lo que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia Mormona) está enseñando a sus miembros sobre quién y cómo es Dios? ¿Les enseña a los que no son miembros algo diferente? Para averiguar esto, llamé a dos residencias misioneras Mormonas en mi ciudad. En la primera llamada el Elder Fieldcrest1 contestó el teléfono. Fue muy cordial y muy entusiasta en contestar todas mis preguntas en cuanto a la naturaleza de Dios. Hice dos preguntas:

La primera fue: “¿Dios siempre ha sido Dios, completamente con todos los atributos de omnipotencia, omnipresencia y omnisciencia?” Su respuesta fue, “Sí. Dios siempre ha sido Dios.”

Mi siguiente pregunta fue igualmente directa: “¿Alguna vez fue Dios un hombre como nosotros?” Su respuesta inmediata fue “No.” Cuando pregunté ¿ Enseña, o ha enseñado la Iglesia Mormona que Dios fue alguna vez hombre? El respondió que “No.” Y fue claro en decir que no hay ninguna enseñanza específica sobre ese asunto. Dios tiene un cuerpo de carne y hueso, pero nunca ha sido un hombre como nosotros.

Dos horas más tarde recibí una llamada de la otra residencia misionera en donde había dejado un mensaje. En esta ocasión hable con la Hermana Sansburg, y le hice las mismas dos preguntas. En respuesta a la pregunta “¿Dios siempre ha sido Dios?” hubo una pausa y después un “No. Dios una vez fue hombre.” Entonces pregunté: “¿Así que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días enseña que Dios fue alguna vez hombre como nosotros?” A la cual, después de una pausa más larga, ella me contestó que “Sí.”

Dos misioneros mormones, entrenados en el mismo Centro de Entrenamiento Misionero en Provo, Utah, trabajando en la misma ciudad, dieron dos respuestas muy diferentes a preguntas importantes sobre la naturaleza de Dios. ¿Qué esta pasando? Es mi creencia que esto es el resultado de un intento deliberado de parte de los líderes Mormones de encubrir ciertas enseñanzas de la Iglesia que inquietan a investigadores y no miembros. Enseñanzas como:

  • Dios el Padre no siempre ha sido Dios, sino que un tiempo fue hombre como nosotros
  • Dios tuvo que “progresar” a su estado de Divinidad
  • Los hombres (pero solo los hombres Mormones) pueden progresar hacia la divinidad como el Padre Celestial.

Durante mi conversación con la Hermana Sansburg me di cuenta que ella había sido criada Mormona. Di por hecho que esa era la razón por la que tan abierta y francamente habló de que Dios había sido hombre. Pero yo estaba equivocado. En realidad ella me contó que había creído toda su vida que Dios siempre había sido Dios, pero solo fue cuando estaba en su misión que aprendió que Dios fue un hombre que había progresado hacia la Divinidad. Fue una “doctrina profunda” (sus palabras) que ella aprendió de compañeros misioneros durante discusiones privadas. Ella me aclaró que los misioneros Mormones no enseñan esta doctrina a los investigadores, ni tampoco era enseñada a los misioneros durante su entrenamiento misionero.

La evidencia indica que en años recientes la Iglesia Mormona se ha dado cuenta que el público no-Mormón se incomoda y hasta se ofende con esta enseñanza doctrinal antigua que Dios el Padre una vez fue hombre como nosotros. Pareciera que esta y otras enseñanzas relacionadas a la idea de que los hombres pueden progresar hacia la divinidad, es un obstáculo al crecimiento de la Iglesia Mormona, y ha llevado a la retención deliberada de esta información de los no miembros y hasta de sus propios misioneros. ¿Qué tan importante es este asunto? Para contestar esta pregunta este artículo estudiará tres áreas relacionadas:

  • ¿Qué tan importante es el entendimiento correcto de la naturaleza de Dios?
  • ¿Ha sido la enseñanza de que Dios fue alguna vez hombre como nosotros básica o central en la doctrina de la Iglesia Mormona históricamente hablando?
  • ¿Qué evidencia indica que la iglesia Mormona nunca repudiará esta doctrina, pero tampoco ni la admitirá abiertamente ni la enseñará a los no-miembros?

Concluiré el artículo con algunas observaciones de interés tanto para gente mormona como cristiana.

¿Tiene alguna importancia lo que Usted cree?

El tener un entendimiento verdaderamente bíblico de la naturaleza de Dios, y saber como entrar en una relación restaurada con El, es el corazón de lo que significa ser un auténtico Cristiano. Para aquellos que aceptan la autoridad de la Biblia, no solamente es importante que nuestra relación correcta con Dios se reestablezca, sino que estamos relacionados con el Dios correcto – el Único Verdadero Dios que se ha divulgado a sí mismo en la Biblia. Esto es reafirmado en pasajes como Isaías 45:18,21,22:

… Yo soy Jehová, y no hay otro … Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí. Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.”

El ir en pos de un Dios equivocado o un dios de creación humana lo desvía de la salvación, ya que la fe auténtica requiere conocimiento del Evangelio verdadero y el Único y Verdadero Dios.

Considere Hechos 4:24 donde después de la liberación de la cárcel de Pedro y Juan, la gente alzó unánime la voz en oración a Dios “Soberano Dios, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay.” Antes de eso Pedro y Juan dijeron “Y en ningún otro hay salvación” (Hechos 4:12).

Gente mormona con conocimiento teológico estarían de acuerdo. La Autoridad General Mormón Bruce R. McConkie, lo declaró clara y enfáticamente:

No hay salvación en adorar a un dios falso – ni a una vaca; ni a un cocodrilo; ni a un poste de cedro; ni a una esencia espiritual, sin cuerpo, partes, o pasiones, que llene la inmensidad del espacio. (Bruce R. McConkie, “La Caravana Avanza,” Ensign, Nov. 1984, pág. 82, énfasis añadido)

Aún a muchos mormones parece no preocuparles que tan exacto sea su concepto de Dios. Esto se debe a que dentro del Mormonismo, el concepto personal de Dios es cada vez menos importante a la identidad de uno mismo, y afecta menos y menos su aceptación o importancia dentro de la cultura o comunidad mormona. El entendimiento personal de la naturaleza de Dios más allá de que El es personal y nuestro Padre Celestial, parece ser de menor significado dentro del sistema teológico y social del Mormonismo. Cabe subrayar aquí, que la Iglesia Mormona continua enfatizando que Dios el Padre tiene un cuerpo de carne y hueso.

¿Entonces qué ha pasado con la enseñanza de que Dios fue alguna vez hombre como nosotros? ¿Alguna vez fue doctrina importante, o fue simplemente, como lo explicó el Elder Fieldcrest, una idea sostenida por unos pioneros Mormones, pero nunca enseñada específicamente?

Parte Primera:

Historia de la enseñanza – Santos de los Últimos Días hablan

José Smith, reverenciado como el profeta fundador de la Iglesia Mormona, fue el que enseñó públicamente por primera vez que “Dios una vez fue hombre como nosotros” y que los hombres tendrían “que aprender como ser Dioses” en 1844. Lo hizo al final de su vida y lo hizo como una doctrina distintiva del Mormonismo y como base de una verdad aceptada sobre Dios el Padre. Según José Smith, el saber con certeza el carácter de Dios “era el primer principio del Evangelio” dejando poco lugar a dudas sobre su importancia y preeminencia. Entonces no debería sorprendernos, que líderes Mormones subsecuentes hayan enseñado y afirmado esta enseñanza hasta años recientes. Lo siguiente son citas de líderes Mormones.

José Smith – Profeta, Presidente

¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado, y está sentado sobre su trono allá en los cielos! Ese es el gran secreto … os voy a decir cómo llegó a ser Dios. Hemos imaginado y supuesto que Dios fue Dios por todas las eternidades. Voy a refutar esa idea, y haré a un lado el velo para que podáis ver. … El primer principio del evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios … que en un tiempo fue hombre como nosotros; sí, que Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre un tierra …

Esta pues es la vida eterna: conocer al solo Dios sabio verdadero; y vosotros mismos tenéis que aprender a ser Dioses, y a ser reyes y sacerdotes de Dios, como lo han hecho todos los Dioses antes de vosotros (Enseñanzas del profeta José Smith, pp. 427-428).

Después de la muerte de José, varios líderes compitieron por el derecho de guiar a la iglesia. Algunos de los temas que los dividían, aparte de sus demandas competitivas de ser el legítimo sucesor de José, incluían las enseñanzas y práctica secreta de José sobre la poligamia y el concepto recientemente introducido de que Dios no siempre ha sido Dios, sino que fue alguna vez hombre. Eventualmente un número importante de Santos de los Últimos Días, incluyendo a la Emma, la viuda de José, se unieron y siguieron al hijo mayor vivo de José, José Smith III. Este movimiento, la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, rompió con todas las innovaciones doctrinales del período Nauvoo, rechazando como anti-bíblico la poligamia, la pluralidad de dioses, las ceremonias elaboradas con bases Masónicas introducidas para ayudar al hombre a progresar a ser dios, al igual que el Libro de Abraham.

A pesar de eso la gran mayoría de los Mormones, siguieron el liderazgo de Brigham Young, quien era la cabeza del Quórum de los Doce Apóstoles al tiempo de la muerte de José. Young adoptó las enseñanzas de José sobre el tener muchas esposas, pluralidad de dioses y mandatos ceremoniales que llevarían a la divinidad; y continúo promoviéndolos a los Santos de los Últimos Días que llevó al oeste.

Brigham Young – Profeta, 2do Presidente

El (Dios) es nuestro Padre –el Padre de nuestros espíritus, y fue alguna vez hombre en carne mortal como lo somos nosotros, y es ahora un ser exaltado (Journal of Discourses [Diario de Discursos] Tomo 7, pág. 333)

El Señor nos creo a nosotros con el propósito de llegar a ser dioses como El. (Diario de Discursos 3:93)

George Q. Cannon – Primer Presidencia

Bueno, ¿quien era Su (Jesús) Padre? ¿Por qué fue Dios Su padre, y quién fue el padre de Dios? Porque Dios tuvo un padre como usted y yo … Padre Celestial una vez un hombre mortal. Todo niño sabe que su padre terrenal tuvo un padre, y su abuelo tuvo un padre, y así sucesivamente hasta donde se puede rastrear; y también se cree que si vive para convertirse en hombre o mujer, también tendrá hijos.

El Profeta José nos enseña que nuestro Padre Celestial fue un hombre y moró en una tierra como en la que habitamos y que Él avanzó paso a paso, de un grado de gloria y exaltación a otro, hasta que Él ahora rige y gobierna. (George Q. Cannon, Evangelio Verdadero: Discursos y Escritos del Presidente George Q. Cannon, seleccionado, arreglado y editado por Jerreld L. Newquist [Salt Lake City : Deseret Book Co., 1987], 101.)

Elder Melvin J. Ballard – Apóstol

“Es una corriente ´Mormona´ que esta actualmente entre nosotros y que es bien aceptada, que como el hombre es, Dios una vez fue, y que como Dios es, el hombre se convertirá.” (Conferencia General citada, Abril 6, 1921)

Milton R. Hunter – Autoridad General

Los profetas mormones han enseñado continuamente la verdad sublime de que Dios el Padre Eterno, fue alguna vez un hombre mortal que pasó a través de la escuela de la vida terrenal similar a la que estamos pasando ahora. El se convirtió en Dios — un ser exaltado — mediante la obediencia a las mismas verdades del Evangelio eterno, que se nos ha dado la oportunidad de obedecer hoy en día. (The Gospel Through the Ages [El evangelio a través de las edades], 1945, p 104).

En Junio de 1840, Lorenzo Snow formuló el siguiente pareado famoso “Como el hombre es, Dios una vez fue; como Dios es, el hombre puede ser.” Esta doctrina cuando anunciada por el Profeta por primera vez y luego reiterada por el Anciano Snow, fue sorprendente para la Cristianidad, ya que los maestros como los laicos habían dejado de considerar al hombre como un ser de tal magnitud. Aún hoy en día, es todavía una doctrina entendida principalmente por los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. (The Gospel Through the Ages [El evangelio a través de las edades], 1945, págs. 105-106).

Hunter afirma que los profetas Mormones han enseñado continuamente esta sublime verdad, y lo apoya con citas de líderes mormones como José F. Smith, Orson Hyde y Daniel H. Wells.

José Fielding Smith – Profeta, Décimo Presidente

Dios es un hombre glorificado. Algunas personas se sienten turbadas por causa de las declaraciones hechas por el profeta José Smith … que nuestro Padre Celestial en algún momento pasó por vida y muerte y es un ser glorificado (exaltado). (Doctrina de Salvación, Tomo I, pág. 10, 1954)

Bruce R. McConkie – Apóstol

... Dios ... es un Ser personal, un hombre santo y exaltado ... (Doctrina Mormona, edición 1966, pág. 250)

Otros Mormones Hablan

Aunque las siguientes citas no son de líderes espirituales SUD, indican que algunos defensores Mormones y académicos reconocen esta enseñanza Mormona sobre la naturaleza de Dios.

Michael Fordham (defensor Mormón)

Todo lo que enseñan los Santos de los Últimos Días sobre Dios está de acuerdo con el resto del mundo Cristiano, con la excepción de Su naturaleza (apologista Mormón Michael W. Fordman, “¿Acaso Gordon B. Hinckley Comprende la Doctrina Mormona?” http://www.fairlds.org/apol/misc/misc09.html énfasis añadido).

Robert L. Millet (Profesor, Universidad Brigham Young)

Sabiendo lo que sabemos sobre Dios nuestro Padre – que es un ser personal; que tiene un cuerpo de carne y hueso tan tangible como el nuestro; que es un ser exaltado y glorificado; que fue una vez hombre y moró en una tierra - y sabiendo que este conocimiento lo tuvieron muchos de los antepasados, ¿nos debería sorprender encontrar mitos y leyendas a través de las culturas de la tierra concerniente a dioses que tienen poder divino pero atributos y pasiones humanas? (Universidad Brigham Young, Profesor Robert L. Millet, “El Evangelio Eterno,” Ensign, Julio 1996, pág. 53, énfasis añadido)2

Libros y Periódicos de la Iglesia Mormona

Como lograr un matrimonio celestial, 1976, p. 129.

DIOS FUE UNA VEZ UN HOMBRE MORTAL

(1-2) El vivió en una Tierra como la nuestra. “¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado, y está sentado sobre su trono allá en los cielos! Ese es el gran secreto.”

Discusiones Seminario de Preparación del Templo, 1978, p. 8.

El hombre es el hijo de Dios, creado en la imagen divina y dotado de atributos divinos, y aún como el hijo infantil de un padre y madre terrenales es capaz a su debido tiempo de convertirse en hombre, así el subdesarrollado descendiente de la familia celestial es capaz, por la experiencia de los años y las edades, en evolucionar a ser Dios.” (Joseph F. Smith, John R. Zinder, y Anthon H. Lund, Mensajes de la Primer Presidencia, James R. Clark, ed., Bookcraft, 4:203, 205-6.)

Principios del evangelio, 1988, p. 6.

¿QUE CLASE DE SER ES DIOS? El profeta José Smith dijo: “Si el velo se partiera hoy, y el Gran Dios, que conserva este mundo en su órbita y sostiene todos los mundos y todas las cosas con sus poder, se manifestase a si mismo, digo que si fueseis a verlo hoy, lo veríais en la forma de un hombre” (Enseñanzas del Profeta José Smith, p. 427). Dios es un hombre perfecto y glorificado, un personaje de carne y huesos, y dentro de su cuerpo tangible se encuentra un espíritu eterno (véase D. y C. 130:22).

Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Brigham Young (publicado por la iglesia como un manual de lecciones oficial en 1997 [traducción al español “aprobado 10/95”], pág. 31):

El presidente Brigham Young enseñó a los Santos de los Últimos Días que … Dios el Padre una vez fue un hombre en otro planeta y que “soportó las pruebas por las que ahora pasamos nosotros”.

Presidentes de la Iglesia, Manual del Estudiante, Religión 345, capítulo 5, “Lorenzo Snow,” derechos reservados 2003, p. 88.

[Subtítulo] El Recibió una Revelación sobre el Potencial Divino del Hombre

… el Espíritu del Señor reposó poderosamente sobre mi – los ojos de mi entendimiento fueron abiertos, y miré tan claro como el sol del mediodía, con asombro y maravilla, el camino del Dios y el hombre. Y elaboré el siguiente dicho que expresa la revelación, como me fue dicha … Como el hombre es, Dios una vez fue; como Dios es, el hombre podrá ser.

Es importante notar que este famoso dicho es anunciado como una “revelación” de Dios dada al quinto Presidente y Profeta de la Iglesia Mormona.3

Revista Liahona, Enero 2006 (una publicación oficial de la Iglesia Mormona)

En un artículo titulado: “La Naturaleza de la Trinidad” el Apóstol Mormón Dallin Oaks es citado diciendo:

El profeta José Smith enseñó una vez: “El primer principio del evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios... que en un tiempo fue hombre como nosotros... (Liahona, Enero 2006, p. 51).4

Resumen de la Primera Parte

Esta muestra de citas demuestra que las siguientes enseñanzas son doctrinas básicas de la iglesia mormona:

  • Dios el Padre fue una vez hombre como nosotros
  • Dios progresó hacia la Divinidad, y que
  • Los hombres puedan convertirse en Dioses

Estos conceptos han sido enseñados constantemente desde los días de Jose Smith. Son enseñanzas que definen las creencias de la Iglesia Mormona sobre la naturaleza de Dios, y como tal, hacen que esta sea una sistema decididamente no-Cristiana. De hecho, en esta área, el Mormonismo es tan diferente del Cristianismo histórico como otras tradiciones religiosas no-Cristianas como el Hinduismo, Budismo y el Islam.

Dado que la mayoría de gente con fondo espiritual Cristiano reconoce la naturaleza no-Cristiana de estas creencias mormonas, hay una tensión creada cuando la Iglesia Mormona introduce estas enseñanzas anti-bíblicas y anti-cristianas y al mismo tiempo reclama ser una Iglesia Cristiana, de hecho, la única Iglesia Cristiana. La pregunta que veremos en la segunda parte de este investigación es: ¿Está la Iglesia Mormona ocultando algunas de sus creencias para así ayudar y facilitar su proselitismo?

Parte Segunda: Manteniendo a los investigadores cómodos

Sugiero que estas creencias y la tensión que crean, han sido catalizador para una representación deshonesta de las creencias Mormonas al público en general y a potenciales adeptos en particular. Intentando minimizar la tensión y mantener a los investigadores cómodos mientras aprenden sobre la Iglesia Mormona, los líderes Mormones han omitido ciertas enseñanzas no-Cristianas de sus manuales oficiales, discursos públicos, entrenamiento misionero, desfiles y casas abiertas de Templos, y también sitios web oficiales y no oficiales. Hasta el mismo Presidente Mormón ha sido menos que directo en entrevistas públicas sobre este tema. A continuación veremos ejemplos de cómo la iglesia mormona está intentando ocultar su doctrina no cristiana.

1. Libros y Manuales

Principios del Evangelio es un manual de enseñanza de la Iglesia Mormona, publicado continuamente en varias ediciones en español desde 1978. Este manual de 47 capítulos es estudiado, en formato para Escuela Dominical, capítulo por capítulo a través del año para enseñar los fundamentos de la fe SUD a miembros nuevos e investigadores. Esta sección señalará algunos de los cambios hechos a varias ediciones de esta manual a través de los diferentes ediciones que son relevantes al tema de este documento y porque son significativos.

Principios del Evangelio, 1988

Capítulo 1, pág. 6 – En el primer capítulo de la edición de 1988, la clase es inducida a la idea de que Dios es un hombre glorificado. Sin embargo, la cita de José Smith que se utiliza, omite la parte del sermón de José que dice que Dios fue alguna vez un hombre como nosotros. Esto no se cubre hasta el capítulo final, capítulo 47.

¿QUE CLASE DE SER ES DIOS? El profeta José Smith dijo: “Si el velo se partiera hoy, y el Gran Dios, que conserva este mundo en su órbita y sostiene todos los mundos y todas las cosas con sus poder, se manifestase a si mismo, digo que si fueseis a verlo hoy, lo veríais en la forma de un hombre” (Enseñanzas del Profeta José Smith, p. 427). Dios es un hombre perfecto y glorificado, un personaje de carne y huesos, y dentro de su cuerpo tangible se encuentra un espíritu eterno (véase D. y C. 130:22). (Principios del evangelio, 1988, pág. 6.)

Capitulo 2, pág. 9 – En el segundo capítulo encontramos otro concepto chocante para Cristianos. Es que Dios y su esposa diosa tuvieron tiempo de mortalidad cuando murieron y que ellos también tuvieron que resucitar.

Nuestro espíritu se asemeja a nuestros padres celestiales aun cuando ellos tienen cuerpos resucitados. Hemos heredado el potencial de desarrollar las cualidades divinas que ellos poseen. Si hacemos lo correcto, nos convertiremos en seres perfectos, tal y como ellos lo son. (Principios del evangelio, 1988, pág. 9, enfasis añadida)

Capitulo 47, págs. 281, 285 – Cuando el manual de Principios del Evangelio se utiliza en la clase Mormón de escuela dominical llamado Esenciales del evangelio, este, el capítulo final del libro, se cubre cerca de un año después de que se inició la clase. Esto significa que los que asisten a la clase han sido miembros de la iglesia mormona casi un año o más, y es muy probable que hayan desarrollado fuertes conexiones sociales y emocionales con la Iglesia.5 Dos enseñanzas importantes que fueron bordeadas o dejadas fuera en el principio de la clase son ahora presentadas claramente. La primera es que los hombres pueden llegar a ser dioses – como el Padre Celestial, esto es lo que significa alcanzar exaltación. La segunda es que los hombres repiten un proceso establecido, haciendo lo que Dios el Padre ya ha hecho antes que ellos. Esta es la doctrina de progresión eterna. Los hombres se convierten en dioses, quienes tienen la habilidad de crear otros hombres quienes pueden convertirse en dioses, que repiten el proceso indefinidamente. Lo que sigue son citas de este manual:

¿Qué es la exaltación? La exaltación es la vida eterna, la clase de vida que Dios vive. Él mora en gran gloria y posee todo conocimiento y sabiduría. Es Padre de hijos espirituales, es su creador. Nosotros podemos llegar a ser dioses, como nuestro Padre Celestial. Esta es la exaltación. (Principios del evangelio, ed. 1988, p. 281, enfasis añadida)

Esa es la manera por la cual nuestro Padre Celestial se convirtió en Dios. José Smith enseñó: “El primer principio del Evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios … en un tiempo fue hombre como nosotros … Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre una tierra, como Jesucristo mismo lo hizo” (Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 427–428) – citado en Principios del evangelio, ed. 1988, p. 285, enfasis añadida.

A través de los años 1980-88 la Iglesia Mormona enseñó estas doctrinas en términos claros e inequívocos. Las ediciones de 1981 y 1988 del manual Principios del evangelio, mientras llevaban acabo cambios en el formato (tamaño más pequeño, nuevo diseño de portada y añadir un índice) no se hizo cambios textuales que yo halla notado.

Crítica y cantidades descendentes de convertidos

Llegando a finales de los años 1980s aparte de otras cosas, la Iglesia Mormona estaba bajo observación y crítica por sus enseñanzas no-Cristianas y no-bíblicas, especialmente su creencia de que había muchos Dioses, Dios el Padre fue un hombre como nosotros, sujeto a la muerte pero resucitado, y que los hombres pueden llegar eventualmente a ser dioses, como Dios el Padre. Si tiene una correlación directa o no, es de llamar la atención que la Iglesia Mormona tuvo su más grande cantidad de convertidos bautizados en comparación con números de misioneros de tiempo completo en el año 1989 (8.0 convertidos por misionero), solo para decaer de 1992 a una baja de 13 años de 6.0 convertidos por misionero. Fue en 1992 que la Iglesia Mormona introdujo su primer significativa revisión textual al manual Principios del evangelio (aprobada para publicación y traducción 11/91, edición en español, 1994).6

Cambios Significativos

Principios del evangelio, edición 1994

Capítulo 1, pág. 9 – No hay cambios significativos de las ediciones previas. La cita de José Smith sigue donde mismo.

Capitulo 2, pág. 9 – En esta edición, la iglesia mormona ha quitado la porción que dice que nuestros padres celestiales tienen cuerpos resucitados, así ocultando el concepto que Dios fue hombre mortal como nosotros.

Debido a que somos hijos espirituales de nuestros Padres Celestiales, Nuestro espíritu se asemeja a nuestros padres celestiales aun cuando ellos tienen cuerpos resucitados. hemos heredado el potencial de desarrollar las cualidades divinas que ellos poseen. Si hacemos lo correcto, nos convertiremos en seres perfectos, tal y como ellos lo son. (Principios del evangelio, 1994, pág. 9, enfasis añadida)

Capítulo 47, p. 302, 305 – Aunque pequeños, hay cambios que quitan palabras claves referente a esta doctrina.

¿Qué es la exaltación? La exaltación es la vida eterna, la clase de vida que tiene Dios. Él vive en gran gloria y es perfecto; Él posee toda sabiduría y todo conocimiento; es el Padre de hijos espirituales y es un Creador. Nosotros podemos llegar a ser dioses como nuestro Padre Celestial: eso es la exaltación. (Principios del evangelio, edición 1994, pág. 303-304, énfasis añadida)

Esa es la forma en que nuestro Padre Celestial se convirtió en llegó as ser Dios. José Smith enseñó: “El primer principio del Evangelio es saber con certeza la naturaleza de Dios… que en un tiempo fue hombre como nosotros… Dios mismo, el Padre de todos nosotros, habitó sobre una tierra, como Jesucristo mismo lo hizo” (Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 427–428) – citado en Principios del Evangelio, ed. 1988, p. 285, enfasis añadida.

Principios del evangelio, edición 2000

Capítulo 1, pág. 9 – En esta edición el párrafo anterior con la cita de José Smith es omitido enteramente.

¿QUE CLASE DE SER ES DIOS? El profeta José Smith dijo: “Si el velo se partiera hoy, y el Gran Dios, que conserva este mundo en su órbita y sostiene todos los mundos y todas las cosas con sus poder, se manifestase a si mismo, digo que si fueseis a verlo hoy, lo veríais en la forma de un hombre” (Enseñanzas del Profeta José Smith, p. 427). Dios es un hombre perfecto y glorificado, un personaje de carne y huesos, y dentro de su cuerpo tangible se encuentra un espíritu eterno (véase D. y C. 130:22).

En su lugar dice lo siguiente:

Debido a que somos creados a Su imagen (véase Moisés 6:9), sabemos que Dios tiene un cuerpo que se ve como el de nosotros. Su espíritu eterno está albergado en un cuerpo tangible de carne y huesos (véase D. y C. 130:22). Sin embargo el cuerpo de Dios está perfeccionado y glorificado, con una Gloria que va mas allá de toda descripción. (Principios del evangelio, edición 2000, pág. 9)

Esto significa que desde 2000, aquellos que utilizan este manual no son expuestos al recursos SUD Las Enseñanzas del Profeta José Smith hasta que llegan al final del libro. Y cuando llegan a ese punto, algunas de las referencias de ser “dioses” como el Padre Celestial se han removido desde 1992.

Capítulo 47, p. 302, 305 (No tiene cambios adicionales de la edición de 1994)

Omisiones en otros manuales

Otro manual de la Iglesia SUD que ha sido editado, tal vez para evitar llamar la atención a la enseñanza de que Dios fue alguna vez hombre como nosotros, es Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: JOSÉ F. SMITH, publicado en 1998.

En la página 337 de este manual mormona introduciendo miembros a las enseñanzas de la Iglesia, la idea del 6th Presidente de llegar a ser “como” Dios es la siguiente:

... Debemos llegar a ser como [Dios] para quizás sentarnos en tronos, tener dominio, poder y progreso eternos. Dios dispuso esto desde el principio... Éste es el objeto de nuestra existencia en el mundo (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: JOSÉ F. SMITH, 1998, pág. 361).

¿Qué es omitido en las suspensiones? Esta es la cita completa tal como aparece en un libro de la Iglesia Mormona primitiva publicado, Doctrina del evangelio: Selecciones de los Sermones y Escritos de José F. Smith, Deseret Book Co., 1939, pág. 63, con una porción significativa del material suspendido remarcado.

En otras palabras nosotros debemos llegar a ser como [Dios], para quizás sentarnos en tronos, tener dominio, poder y progreso eternos. Dios dispuso esto desde el principio. Somos los hijos de Dios. Él es un ser eterno, sin principio de días o fin de años. Él siempre fue, Él es, Él siempre será. Nosotros estamos precisamente en la misma condición y bajo las mismas circunstancias que Dios nuestro Padre Celestial tuvo cuando pasó por esto, o una prueba difícil similar.

Así que mientras el libro de 1939 con las enseñanzas del Presidente José F. Smith dejó claro que Dios el Padre una vez compartió una condición que es la misma a la que tenemos ahora, actualmente los líderes de la Iglesia Mormona han omitido esta enseñanza clara del manual moderno.

2. Espectáculos Mormones y Casas Abiertas para templos mormones

La Iglesia Mormona produce cierto número de espectáculos que celebran su historia única y cuentan los orígenes del mormonismo con actuaciones dramáticas con elencos de cientos de actores. Todavía, raramente, estas actuaciones prodigiosas proveen información acertada en las enseñanzas distintivas de José Smith, sobre que Dios haya sido un hombre como nosotros y los hombres llegando a ser Dioses. Aquí un par de ejemplos.

Espectáculo el Milagro Mormón – Manti, Utah

El espectáculo el Milagro Mormón, dramatizado cada Junio en los campos del Templo de Manti, en Manti Utah, atrajo 77,500 visitantes durante 8 días de presentaciones en 2006. Sin embargo, mientras las actuaciones representaban un segmento largo en la vida, enseñanza y muerte de José Smith, no se hizo mención de la enseñanza de José “Dios fue una vez hombre como nosotros.7

Espectáculo de Nauvoo: Un Tributo a José Smith – Nauvoo, Illinois

Similarmente, El Espectáculo Nauvoo: Un Tributo a José Smith, que en el 2005 reemplazó el espectáculo La Ciudad de José en Nauvoo, Illinois, omitió material clave de uno de sus actos laterales – El Discurso King Follett. De acuerdo con una colega en ministerio, Sharon Lindbloom que fue al desfile el año pasado y tambien este año (2006), el actor personificando a José Smith recitó extractos del sermón histórico predicado por José Smith a la Iglesia SUD en la Conferencia General en Abril de 1844. Sin embargo, en contraste con el año previo, la versión del 2006 de la presentación fue notablemente esterilizado. Todas las referencias a que Dios fue un hombre como nosotros y la necesidad de que los hombres necesitan aprenden como llegar a ser Dioses ellos mismos, al igual que todos los otros Dioses han hecho antes que ellos; fueron removidas.8

Casas abiertas de templos mormones

Personalmente he asistido a 12 casas abiertas para nuevos templos mormónes en tres diferentes continentes los pasados 6 años y en cada una de ellas las enseñanzas características mormonas sobre Dios, el hombre y el rol de los templos Mormones ayudando a los hombres a convertirse en Dioses se omitieron. Además, en múltiples ocasiones cuando tuve la oportunidad después del giro, de hacer preguntas en contexto público con otra gente alrededor escuchando, los misioneros Mormones, líderes Mormones y guías turísticos Mormones con los que tuve la oportunidad de hablar, casi siempre negaron la existencia de muchas de estas doctrinas, acusándome de inventar mentiras para desacreditar a la Iglesia Mormona. Persistieron en estas negaciones hasta que saque un manual oficial Mormón y empecé a documentar mi punto de vista. Entonces las negaciones se convirtieron en afirmaciones sólidas y en defensa de la enseñanza que se había negado anteriormente.

Un articulo en Internet reporta incidentes similares de engaño deliberado por los representes de la Iglesia SUD en la casa abierta del templo Mormón de Sacramento California, en Agosto 2006.9

3. Material en Internet de LDS

La Iglesia Mormona provee material extensivo en su sitio web www.mormon.org en el tema de quien es Dios y como es Dios, pero página tras página de material carece de mención que Dios haya sido un hombre como nosotros, no se hace mención de la exaltación a la divinidad, no hay mención de que Dios fue un hombre mortal, que vivió en su propia tierra y progresó hasta convertirse en Dios, ni de que el hombre tiene que seguir un plan de progresión eterna y eventualmente convertirse en Dios. La persona no podría saber que los profetas mormones, apóstoles y líderes enseñaron repetida y constantemente como una doctrina clave, hasta las décadas de los 60´s y 70´s, que Dios el Padre fue un hombre como nosotros. Para el investigador y público en general, esa información no está fácilmente disponible.

También en la Internet, (pero solo el sitio en inglés) hay una declaración intrigante hecha por el actual Profeta Gordon B. Hinckley en su Primer Mensaje Presidencial, “En Estos Tres Creo.”

Hace algunos años, recuerdo haber leido un folleto escrito por un crítico, enemigo de la Iglesia cuyo deseo era minar la fe de los débiles y de los indoctos. En dicho folleto se expresaban falsedades que se habian repetido durante más de un siglo y en él supuestamente se daba una explicación de los que ustedes y yo creemos como miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de Los Últimos Días.

Sin desear de entrar en discusión con ninguno de nuestros amigos de otras religiones, a muchos de los cuales conozco y por quienes siento gran estimación, aprovecho esta oportunidad para dejar bien clara mi postura sobre la más importante de todas las cuestiones teológicas.

Creo sin vacilación ni duda en Dios el Eterno Padre. Él es mi Padre, el Padre de mi espíritu, y el de todos los espíritus de todos los seres humanos. Es el gran Creador, el Gobernante del universo. El dirigió la Creación de esta tierra en la que vivamos; el hombre fue creado a Su imagen. Es un ser personal; es real; es individual y “tiene un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre” (D. y C. 130:22). (http://www.lds.org/library/display/0,4945,2043-1-3470-1,00.html, la traducción en español de este artículo aparece en la revista de la iglesia SUD, Liahona, Julio 2006, p. 3).

Es desafortunado que el Presidente Hinckley no identificó para su audiencia los “errores que se han repetido por más de un siglo” y así corregir el rumbo. Sin embargo, en este discurso público, especialmente diseñado para articular su creencias, y por consecuencia las creencias de la Iglesia Mormona, el Presidente Hinckley omitió cualquier mención de que Dios una vez fue un hombre, quien progresó a la Divinidad, o de tener una esposa diosa.

El Presidente Hinckley también ha evitado las enseñanzas mormonas que disturban en entrevistas con los medios, las que examinaremos después.

4. Declaraciones Públicas del Actual Profeta – Gordon B. Hinckley

Don Lattin, editor religioso del periódico San Francisco Chronicle, entrevistó al Presidente Hinckley el 13 de Abril de 1997. Por favor mantenga en mente que esto tomo lugar menos de un año después de un articulo oficial de la iglesia mormona que dijo, “Sabiendo lo que sabemos concerniente a Nuestro Padre Dios … que fue alguna vez hombre y habitó en un planeta.”

Don Lattin (editor religioso, entrevistando a Gordon B. Hinckley, San Francisco Chronicle, 13 de Abril de 1997, p 3Z1)

Pregunta: Existen algunas diferencias importantes en sus creencias [y otras iglesias Cristianas]. Por ejemplo, Acaso ¿los Mormones no creen que Dios fue alguna vez un hombre?

Hinckley: Yo no diría eso. Hubo un pareado inventado, “Como el hombre es, Dios una vez fue. Y como Dios es, el hombre será.” Ahora eso es mas un pareado que cualquier otra cosa. Eso abarca una teología muy profunda de la cual no tenemos mucho conocimiento. [ énfasis añadido]

Pregunta: Entonces ¿usted quiere decir que la iglesia todavía esta luchando por entender esto?

Hinckley: Bueno, como Dios es, el hombre llegará a ser. Nosotros creemos en la progresión eterna. Muy fuertemente. Nosotros creemos que la gloria de Dios es inteligencia y cualquier principio de inteligencia que logramos en esta vida, se levantará con nosotros en la Resurrección. … eso es algo diferente. Revelación moderna. Nosotros creemos todo lo que Dios ha revelado, todo lo que El ahora revela, creemos que todavía va a revelar muchas cosas grandiosas e importantes pertenecientes al Reino de Dios.

En otra entrevista, más tarde ese mismo año, encontramos al Presidente Hinckley reclamando ser ignorante si la iglesia en realidad enseña que Dios una vez fue hombre.

Gordon B. Hinckley, Revista Time, cita, Agosto 4, 1997:

En cuanto a si su iglesia todavía sostiene que Dios el Padre fue alguna vez hombre, el Presidente Mormón tuvo esto que decir:

[Hinckley] sonó incierto ´No sé que la enseñamos, no sé que la enfatizamos … Comprendo el fondo filosófico detrás de esto, pero no se mucho de eso, y no creo que otros sepan mucho de eso.’

Luke Wilson, Director Ejecutivo del Institute for Religious Research [Instituto para Investigación Religiosa], escribió a la Iglesia SUD sobre esto, preguntando a la oficina de la Primera Presidencia sobre si Hinckley había sido citado acertadamente al decir “No sé mucho sobre eso.” La respuesta que recibió de la Iglesia Mormona fue clara, “La cita a la que usted hace referencia, fue citada fuera de contexto.”

El Sr. Wilson entonces escribió a la revista TIME pidiéndoles que respondieran a la Iglesia SUD sobre la alegación de que ellos habían citado al Presidente Hinckley fuera de contexto. TIME se mantuvo firme y claro en su reportaje, y pidieron al reportero quien hizo la entrevista que respondiera a Wilson. Richard Ostling respondió y proveyó un borrador de su conversación con el Presidente Hinckley que dice así:

Pregunta: Solamente una pregunta que viene en relación ¿las declaraciones del discurso King Follet dado por el Profeta [Jose Smith].

Hinckley: Si

Pregunta: ... sobre eso, Dios el Padre fue alguna vez hombre como nosotros. Esto es algo sobre lo cual los escritores Cristianos están tratando siempre. ¿Es esta la enseñanza de la Iglesia hoy en día, Que Dios el Padre fue un hombre como lo somos nosotros?

Hinckley: Yo no sé que la enseñemos. Y no se que la enfatizamos. No la he escuchado en discusión en mucho tiempo en un discurso público. Yo no sé. No sé todas las circunstancias bajo las cuales esa declaración se haya hecho. Y comprendo el fondo filosófico detrás de esto. Pero yo no sé mucho sobre eso y no tengo conocimiento que otros sepan mucho al respecto [énfasis añadido]

Parece claro que el Presidente Hinckley desea evitar este aspecto de la doctrina Mormona y está dispuesto fingir ignorancia de lo que su propia iglesia enseña.10 Para un reporte completo sobre el relevante intercambio de correspondencia , por favor ver el artículo ¿Profeta que esquiva y desmonta? (http://mit.irr.org/dodging-and-dissembling-prophet - solo disponible en inglés, no ha sido traducido).

5. Entrenando Misioneros a Proselitar bajo Falsas Pretensiones

De las entrevistas previamente mencionadas con misioneros mormones y conversaciones que he tenido con representantes de la iglesia mormona sobre este tema, parecería seguro concluir que los misioneros mormones no han sido enseñados que Dios una vez fue hombre como nosotros. Subsecuentemente, ellos no pueden enseñar estas cosas a investigadores y pueden legítimamente afirmar que desconocen tales enseñanzas cuando se les confronta con este material mientras están en su misión. Los líderes mormones así prácticamente aseguran que sus misioneros están falsificando las doctrinas de la iglesia mormona a potenciales adeptos.

Relacionado directamente a esto, está la omisión de la sección sobre la Progresión Eterna en el nuevo manual de entrenamiento mormón –Prediquen mi Evangelio. En los materiales previos utilizados por los misioneros mormones en su trabajo casa-a-casa, la cuarta discusión fue dedicada al tema de Progresión Eterna. La progresión eterna no está enlistada en el índice del nuevo manual, y a mí conocimiento, nunca se explica. El término aparece en la página 59 con la lista de “Otros Términos que Pudieran Necesitar una Discusión Futura para Aquellos que Enseñan.” Dentro del manual los términos exaltación y vida eterna son explicados como “vivir con Dios para siempre en familias eternas” (Prediquen mi Evangelio, pp. 53, 70). Esto es amplificado en una lista de “Definiciones Claves” a la cual exaltación tiene:

Exaltación: Vida eterna en la presencia de Dios; el llegar a ser como nuestro Padre Celestial y vivir en Su presencia. El más grande de todos los dones de Dios. La exaltación viene de la Redención a través de Cristo y a través de la obediencia a todos los mandamientos y ordenanzas del evangelio (Prediquen mi Evangelio, p. 58)

No se hace mención de Dios siendo un hombre como nosotros, o los hombres progresando hacia la divinidad.

Resumen de la segunda parte

Se ha documentado claramente los siguientes puntos:

  • La iglesia mormona oculta del publico e investigadores y posible adeptos sus doctrinas no-bíblicas y no-cristianas sobre Dios el Padre una vez siendo hombre como nosotros \
  • La iglesia mormona ha cambiado y editado sus propios libros para ocultar esto de sus propios miembros
  • El Presidente y Profeta Mormón ha evitado responder honestamente ante preguntas de los medios de comunicación y ha disimulado su propio conocimiento de doctrina mormona
  • Los misioneros mormones, representantes oficiales de la iglesia encargado con mucho del proselitismo y la instrucción de investigadores, reciben entrenamiento que los deja desconociendo y capaz de negar doctrinas fundamentales de la iglesia mormona

El resultado de todo esto es que la mayoría de nuevos conversos a la iglesia mormona son proselitados y atraidos a la iglesia sin saber de sus creencias anti-Cristianas y no-biblicas. Ademas, muchos miembros de la iglesia mormona no sepan de estas doctrinas, o si los conocen, son capaces de negarlas públicamente.

¿Qué debe ser nuestra respuesta?

Recomendaciones para miembros de la iglesia mormona

1. Piensa seriamente su membresía y lealtad a esta religión. ¿Puede la iglesia mormona de verdad ser de Dios con doctrinas que contradicen la revelación ya dado por Dios en la Biblia? Dios el Padre nunca ha sido un hombre como nosotros, ni tampoco ha tenido una esposa. Ese concepto de Dios viene del paganismo, no de la Biblia, y nunca ha sido parte de creencias cristianas. Para ver todo una lista con los pasajes que enseñan que hay un solo Dios (en vez de multiples dioses como dice la iglesia mormona) vea este articulo:

http://mit.irr.org/es/27-pasajes-biblicos-que-ensenan-explicitamente-que-hay-un-solo-dios

Dado la falta de integridad de la iglesia mormona en cubrir estas doctrinas y del líder máximo de la iglesia en casi negar y ocultarlo en entrevistas con los medios, ¿como podemos considerar a Gordon B Hinckley un profeta de Dios, y la iglesia mormona una verdadera iglesia cristiana?

2. Desactivase de la iglesia por un rato para estudiar el asunto más. Investigue, lee, estudia los datos y hechos disponibles ahora por Internet acerca del carácter de José Smith y sus enseñanzas. No tiene que dejar de ser miembro, pero para mirar las cosas con claridad seria bueno poner algo de distancia entre usted y los que no deseen investigar con objetividad.

3. Lee la Biblia para estar claro de lo que enseña. Este estudio ha revelado que los misioneros y lideres mormones son capaces de engañar y torcer las cosas para ganar un nuevo adepto. Protéjase del engaño estudiando la Biblia por si mismo. Estudia los pasajes en el articulo mencionado arriba y otros que se encuentran aquí:

http://mit.irr.org/es/category/doctrina-sud-y-la-biblia

Recomendaciones para los que tienen amigos y familiares mormones

1. Acerquémonos a ellos con conocimiento y afirmación

Tenga en cuenta que cada vez menos y menos Mormones saben o defienden la doctrina de que Dios fue alguna vez hombre como nosotros y que los hombres pueden llegar a ser Dioses. Tenga precaución y no asuma o acuse al Mormón de creer esas cosas; existe la posibilidad de que no tenga este conocimiento. Si un Mormón dice, “Creo que solo existe un Dios, Creo que Dios siempre ha sido Dios,” afirme esa creencia, reafirme que es lo que la Biblia enseña y también es lo que creen los cristianos evangélicos y toda persona que basa su conocimiento de Dios en la Biblia. Tómese el tiempo cuando sea apropiado para repasar los pasajes en Isaías 44- 46 y Deuteronomio 4:6 que enseñan esto.

Ahora, necesitamos tener cuidado de que el Mormón no está utilizando la misma terminología y cambiando las definiciones (esto se explicará en la próxima sección), pero es posible que un miembro de la Iglesia Mormona, especialmente si son nuevos convertidos, que no estén al tanto o que haya rechazado estos aspectos notorios y anti-bíblicos de las enseñanzas mormonas. Cuando este sea el caso, necesitamos animarlos a que sigan este alejamiento de las falsas enseñanzas mormonas. Es también posible que el mormón siga reteniendo enseñanzas bíblicas sobre Dios que haya recibido en su experiencia espiritual antes de ser convertido a la Iglesia SUD. Cuando este sea el caso, necesitamos afirmar bíblicamente las creencias correctas, y ayudarlos a ver como esas creencias son irreconciliablemente diferentes a la doctrina oficial mormona.

2. Rételos con valentía y verdad

Si es que existe una razón para creer que el Mormón no esta siendo honesto en lo que el o ella esta afirmando, si están compartiendo términos pero cambiando definiciones, necesitamos gentil pero firmemente retarlos con esto, y seguir haciendo preguntas hasta que lo que en realidad cree salga a la luz. Podemos ser francos, sin ser contenciosos, abrasivos, arrogantes o malos. La clave es cuestionar persistentemente demostrando que en realidad quiere saber lo que el Mormón en verdad cree y qué ha sido enseñado por sus líderes. Necesitará valentía para hacer esto, si un Mormón afirma creer en la trinidad, salvación solamente por gracia, Jesús como mi Salvador, hay un solo Dios, etc., no es sabio aceptar sus afirmaciones incondicionalmente.

Me tocó ver esto de primera mano, hace muchos años cuando unos misioneros mormones visitaron nuestra oficina. Un hombre joven, que en este tiempo estaba a meses de haber completado su misión de dos años, me preguntó directamente, “¿Por qué ustedes no nos aceptan como Cristianos? También creemos en la salvación solamente por gracia.” Sorprendido por tal afirmación respondí, “¿Me está usted diciendo que los dos podemos tener vida eterna igualmente en la presencia del Padre Celestial a través de solamente la Fe en Cristo Jesús?” “Sí,” respondió “eso es lo que creemos.” Y siendo aún escéptico a su afirmación, decidí hacer la pregunta de otra manera. “Entonces, ¿si usted es miembro de la Iglesia Mormona, un mormón fiel y digno de estar en el templo que esta casado por los tiempos de la eternidad en el templo, y en la otra mano, yo nunca me convierto en mormón pero sigo poniendo mi fe y confianza en Cristo Jesús y vivo en obediencia a El, confiando en la gracia de Dios solamente para salvarme, cuando muramos, los dos vamos a terminar en el mismo lugar?” De la manera en que respondió, pareció ofendido y sorprendido, “No, claro que no. Usted nunca llegará al reino celestial si nunca se une a la iglesia.” “Ah, entonces,” le contesté “Usted no cree en realidad en la vida eterna únicamente por fe, usted necesita hacer su parte, para ser considerada ultimadamente digna de la presencia del Padre Celestial. Eso es lo que nos hace diferentes, y parte de la razón por la cual no puedo aceptar que la Iglesia Mormona como una Iglesia Cristiana.”

He tenido conversaciones similares desde entonces, subrayando la necesidad de ser cautelosos y firmes cuando un mormón clama creer “igual que nosotros.” Pero valentía sola y únicamente no es suficiente.

3. Responda con compasión y cuidado

Ya que estamos tratando con mormones y somos capaces de presentar material como este que esta siendo evitado o encubierto, debemos claramente articular, el como sigue siendo una parte integral e importante de la teología Mormona.11 La Iglesia Mormona afirma que Dios el Padre tiene un cuerpo de carne y hueso. Bueno, ¿Cómo obtuvo ese cuerpo de carne y hueso? La razón por la cual Dios el Padre tiene un cuerpo de carne y hueso es que fue alguna vez hombre igual que nosotros y trabajó su camino a la Divinidad. En cierto punto el no era Dios, era un hombre mortal que vivió, y murió, de acuerdo a ciertas fuentes Mormonas.12

Y aún, mientras hablamos de estas creencias necesitamos ser compasivos y cuidadosos. La persona mormona necesita saber que la valoramos como persona primeramente, y consideramos su membresía a la Iglesia Mormona en segundo lugar. Es una forma de defender nuestra creencia, es una herramienta que utilizamos para alcanzar a cierta gente que necesita escuchar el evangelio – la utilizamos para abrir pensamientos y corazones para que la verdad pueda entrar y cambiar sus vidas. Así lo que aprendamos sobre el mormonismo, lo que entendamos sobre el sistema doctrinal, lo que descubramos sobre los cambios, los errores, el encubrimiento, la falta de integridad – todo eso debe ser una herramienta que nos deje más efectiva y compasiva en nuestros intentos de alcanzar a estas personas. Nunca debemos utilizar nuestro conocimiento como una espada para partirlos en pedazos – eso nunca debe ser nuestra meta. En nuestro ministerio a los mormones, necesitan predominar el cuidado y la compasión, y si en un punto lo que llegamos a sentir es “solo lo quiero clavar a la pared, quiero exhibirlos, estoy cansado de la decepción,” tal vez sea un buen momento para detener su conversación porque el mormón va a resentir esa actitud en usted. De cualquier manera, si lo que viene de usted es preocupación y compasión, un cuidado genuino por quien son ellos y un deseo de su salvación en Jesús solamente por la gracia inmerecida de Dios, también van a sentir eso y va a tener un gran impacto tanto como la información que usted esta compartiendo.

Conclusión

Si inconsciente o deliberadamente, comúnmente los mormones no divulgan las enseñanzas de la Iglesia que son inconvenientes y claramente fuera de la tradición Cristiana. Debajo de lo gentil y amable, debajo ese imagen pulida y su enfasis en las-familias-son-para-siempre, hay un patrón de encubrimiento, distorsión y mala representación. Esto está tanto más preocupante porque aquellos en varios niveles de liderazgo aparentemente se sienten justificados en el acoplamiento de este engaño. Desde los 50,000+ misioneros yendo puerta a puerta alrededor del mundo, hasta la relación con los medios del Presidente Mormón Gordon B. Hinckley, las doctrinas que han distinguido y definido únicamente a la religión Mormona son omitidas, ignoradas o negadas. Cuando pregunté a un par de misioneros mormones si iban puerta a puerta presentando claramente sus enseñanzas características sobre que Dios fue un hombre que progresó a la divinidad y que estaba casado con una esposa en el cielo, respondieron, “claro que no le decimos eso a la gente, si les dijéramos esas cosas tal ves nunca nos dejarían hablar con ellos.” Cuando les dije, “¿No creen que eso es un poco engañoso?,” amablemente respondieron, “No, necesitamos darles leche antes que darles carne.”

Una cosa es cierta, los líderes Mormones no han repudiado las enseñanzas no-bíblicas de José Smith sobre la naturaleza de Dios y continúa promoviéndolas, no obstante selectivamente. Esto significa que la Iglesia Mormona sigue sosteniendo las doctrinas que la hace decididamente no-Cristiana, mientras oculta estas enseñanzas de los investigadores, miembros nuevos y aún de sus propios misioneros. Esto debe de llenarnos de valor cuando exhibimos la falta de sinceridad de los líderes Mormones, y discernimiento y gentil claridad directa mientras llevamos a la gente mormona a la verdad, y una autentica y valiosa espiritualidad a través de una relación restaurada con el único verdadero e inmutable, ‘de eterno a eterno’ Dios.


Notas

1. Los nombres de los misioneros se cambiaron para proteger su identidad. Regresar al artículo.

2. En su libro del 2005, Un Jesús Diferente (Wm B. Eerdmans, p. 145), Millet declaró “Dios es un hombre exaltado.” Esto continua haciendo difícil el sostener la noción de que Millet personalmente, o la Iglesia Mormona corporativamente, se están alejando de la definición Mormona no-bíblica y anti-cristiana de Dios. Regresar al artículo.

3. Igualmente interesante es la fecha que Lorenzo Snow reclamó haber recibido esta revelación – en la primavera de 1840. Esto es cuatro años antes de que José diera el discurso King Follet (Abril 1844) que no fue publicado hasta Agosto de ese mismo año. Snow dijo haber compartido su experiencia de revelación con José Smith en 1843 en una entrevista confidencial y recibió como respuesta de José Smith, “Hermano Snow, eso es verdadera doctrina evangélica, y es una revelación de Dios a usted,” (Presidentes de la Iglesia, 2003, p.88). Así que, ¿José influenció a Snow o Snow influenció a José? Según Snow, la idea fue implantada primeramente en su cabeza antes de que fuera un Mormón convertido en 1836, cuando el padre de José, José Smith Sr. le dijo “tú vas a ser tan grande como lo desees –aún tan grande como Dios, y no puedes desear ser más grandioso” (Improvement Era [Era de la Mejora], Junio 1919, p. 654. Citado en Pres. de la Iglesia, p. 88). Regresar al artículo.

4. Este artículo no tiene autor y parece ser reciclado de un artículo de la revista Ensign / Liahona en Mayo de 1995, por el Apóstol Mormón Dallin Oaks, titulado “Apostasía y Restauración.” Regresar al artículo.

5. Un amigo mormón quien es ahora un obispo me explicó la estructura y fechas de la clase. Regresar al artículo.

6. Aparte de los cambios explicados en este artículo, otro cambio significativo al capítulo 47 fue la eliminación del resumen de la cita refiriéndose a los requisitos para la exaltación: “En otras palabras, cada persona debe perseverar fielmente en guardar todos los mandamientos del Señor hasta el fin de su vida en la tierra.” [énfasis añadido]. Este cambio es consistente con la promoción incrementada de una “doctrina popular” aun que no oficial, que asegura a los Mormones que no necesitan perfección en esta vida ya que tendrán millones de años si lo necesitan para completar el proceso de perfección después de que hayan muerto. Mientras esta es una creencia popular y ampliamente sostenida por la gente Mormona, no hay ningún apoyo en la Escritura Mormona a este concepto, de hecho se enseña lo contrario. Regresar al artículo.

7. Para los números de asistencia y otra información oficial visite: http://www.mormonmiracle.org/info. Personalmente asistí a la presentación en Junio 15 del 2006 y me di cuenta de la falta de referencia a las doctrinas únicas Mormonas de que Dios fue un hombre como nosotros, hombres llegando a ser dioses, Dios teniendo una esposa. El desfile también se burló de varias denominaciones Cristianas de los tiempos de José, y omitió, junto con otras cosas, el que José utilizó una pistola para defenderse durante la escena de la cárcel de Carthage. Regresar al artículo.

8. Para el reporte y comentario de Sharon ver http://blog.mrm.org/2006/08/new-and-improved-king-follett-discourse/. Regresar al artículo.

9. Ver por ejemplo, http://sacredorsecret.com/temples_tours_truth.htm, y Sábado 19 de Agosto, 2006 “El bueno, el malo y el feo” sitio en Internet: http://www.evidenceministries.org. Regresar al artículo.

10. Las evasiones artísticas del Presidente Hinckley, se hicieron aparentes rápidamente poco tiempo después cuando se dirigió a una audiencia Mormona en su Conferencia General semi-anual. En la que los Ostlings ven como una referencia acentuada esas entrevistas, Hinckley aseguró a sus oyentes, “Ninguno de ustedes debe preocuparse por algo que leyeron que fue reportado incompleto. No necesitan preocuparse si yo no entiendo algunas aspectos de la doctrina.” Añadió “Creo que las entiendo a fondo.” Los Ostlings notaron que la audiencia sonrió comprensivamente. (Richard N. y Joan K. Ostling, América Mormona: El Poder y la Promesa, Harper San Francisco, 1999, p. 296) Regresar al artículo.

11. Algunos dentro de la comunidad Cristiana sugieren que estos cambios indican que la Iglesia Mormona esta replanteando sus doctrinas y yendo hacia enseñanzas más bíblicas sobre la naturaleza de Dios. Lo encuentro difícil de que mantengan esta posición frente a artículos recientes de la Liahona y manuales de la Iglesia SUD que he citado que continúan promoviendo la doctrina de Dios fue un hombre en la membresía general. Regresar al artículo.

12. Ver Como lograr un matrimonio celestial, p. 132, que cita, “Como podemos ver por medio de este capítulo, nuestro Padre Celestial fue un hombre como nosotros, sujeto a la muerte física.” Regresar al artículo.