You are here

La Biblia y el Libro de Mormón

Printer-friendly version

La Biblia y el Libro de Mormón

Por qué el cristianismo es verdadero pero el mormonismo no - Parte 2

Bust of a young Tiberius, the Roman emperor

Busto de Tiberio, el emperador Romano en tiempos de la crucifixión de Jesús.
Busto de Tiberio, el emperador Romano en tiempos de la crucifixión de Jesús.

Hay una corriente continua de evidencia documental de los escritos del Nuevo Testamento que se remonta al segundo siglo d.C (en un rango menor a un siglo desde su redacción original)  y hasta el tercer siglo a.C para porciones significativas del Antiguo Testamento (especialmente en los Rollos del Mar Muerto). Existe un consenso académico de que la mayoría, por no decir todos, los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en el primer siglo d.C. No hay acuerdo sobre las fechas de la mayoría de los libros del Antiguo Testamento, pero los eruditos los datan al menos cientos de años antes del nacimiento de Cristo.

Las principales ubicaciones físicas de la Biblia siempre han sido de conocimiento público; aun los escépticos más fuertes deben admitir que mucho de la Biblia está fundamentado en historia real. Egipto, Asiria, Babilonia, Persia, Grecia y Roma, fueron todas potencias políticas y militares en tiempos bíblicos. Nabucodonosor, Ciro, Cesar Augusto, Tiberio, Herodes el Grande y Poncio Pilato, todos eran los hombres que la Biblia dice que son.  Ningún historiador serio cuestiona la existencia de Isaías, Jeremías, Esdras o de Juan el Bautista, Jesús y Pablo. Los no-cristianos pueden disputar los relatos milagros de la Biblia, pero solo asumiendo que el Dios descrito en la Biblia no existe.

statue-of-angel-moroni.jpg

Estatua del ángel Moroni, quien dijo haber entregado a Joseph las placas de oro que contenían el Libro de Mormón
Estatua del ángel Moroni, quien dijo haber entregado a Joseph las placas de oro que contenían el Libro de Mormón

La escritura fundamental del mormonismo es el Libro de Mormón, el cual Joseph Smith aseguró haber traducido de placas de oro “por el don y el poder de Dios”. Las placas de oro, si alguna vez existieron, nunca fueron vistas excepto por algunos familiares y partidarios de Joseph Smith, y no están disponibles para ser examinadas.  De esta forma, en marcado contraste con las decenas de miles de manuscritos antiguos y medievales de la Biblia, no hay ningún manuscrito o evidencia textual tangible del Libro de Mormón. Contrario a lo que Joseph Smith declaró, ningún erudito nunca autenticó el texto o traducción alguna de las placas de oro. El libro de Mormón fue producido por Joseph, no por medio de gafas hechas con un par de piedras colocadas en arcos plata como luego afirmó, sino mirando una “piedra vidente”  mágica dentro del mismo sombrero que había estado usando por años como cazador de tesoros.

El Libro de Mormón, pretende ser una antigua colección de escritos redactados por profetas de Las Américas descendientes de judíos que se establecieron allí a principios del siglo VI a.C. Pero el hecho es que el Libro de Mormón no encaja con ningún lugar antiguo en Las Américas: su descripción de las tierras en el Nuevo Mundo donde supuestamente hacían vida estos pueblos, no concuerda con ninguna evidencia geográfica del área, y su relato sobre la historia y cultura de estas sociedades tampoco se ajusta con la evidencia arqueológica. Estudios científicos sobre el ADN histórico de los pueblos nativos americanos han mostrado que las antiguas Américas no fueron pobladas por personas del Medio Oriente o descendientes de israelitas, forzando a los mormones a abandonar la enseñanza explícita de Joseph Smith que los Indígenas Americanos eran Lamanitas (descendientes de los israelitas descritos en el Libro de Mormón). En lugar de esto, el Libro de Mormón es claramente una obra moderna de ficción, que refleja el contexto cultural y religioso de Joseph en el siglo XIX. Contrariamente a lo que la iglesia SUD afirma, la Biblia no profetizó acerca del Libro de Mormón. Si bien es cierto que el libro de  de Mormón cita fuertemente la Biblia (incluyendo partes de la Biblia que el supuesto antiguo escritor del Libro de Mormón nunca había visto), también contradice la Biblia y socava su confiabilidad y suficiencia. 

Para más información sobre estos temas, visite especialmente los siguientes artículos en nuestro sitio web (sentimos que algunos no están en español todavía):

La fiabilidad de la Biblia (Inglés)

Si el Libro de Mormón y el Libro de Abraham no son verdaderos, ¿esto no coloca la Biblia en duda también? (Inglés)

Una mirada de un erudito bíblico hacia el Libro de Mormón (Inglés)

Siete contradicciones entre el libro de Mormón y la Biblia

La piedra vidente de Joseph Smith (Inglés)

¿Traducción o Adivinación?: Evidencia histórica que Jose Smith produjo el Libro de Mormon con una piedra en su sombrero

La trascripción de Anthon: ¿Charles Anthon autenticó los caracteres del Libro de Mormón o su traducción? (Inglés)

Estudios sobre el libro de Mormón y el ADN, Parte 1: Una mirada cercana al Libro de Mormón; Parte 2:  Una mirada cercana a la ciencia. (Inglés)

Una gran cantidad de artículos adicionales sobre el Libro de Mormón se pueden encontrar en nuestra página del Libro de Mormón.

Para un resumen de las doce razones, con enlaces a artículos sobre cada una, vea el artículo principal "Por qué el cristianismo es cierto, pero el mormonismo no: una docena de razones".